La UCLM y la Fundación Caja Rural Castilla-La Mancha, a través de la Cátedra de Innovación y Desarrollo Cooperativo y Empresarial, con el apoyo del CERMI, estrenan esta primavera en el campus toledano el título de experto ‘Emprende diferente’, que constituye la nueva apuesta conjunta por la innovación en el campo del emprendimiento social. En este sentido se manifestó la vicerrectora de Internacionalización y Formación Permanente, Fátima Guadamillas, en la presentación del curso, que forma parte de la oferta de más de 130 planes formativos gestionada por el de la Universidad regional.

Guadamillas señaló que el título “es especial porque derriba barreras” y porque dista de una aproximación clásica al emprendimiento y la innovación en busca de rentabilidad. “El objetivo es mejorar la vida de las personas discapacitadas con su propia participación, no solo desde el punto de vista de expertos, sino con ellos como parte de las soluciones”, afirmó.

La directora de la Fundación Caja Rural Castilla-La Mancha, , resaltó el carácter innovador del programa y su condición de pionero en el sistema universitario y señaló que va dirigido a “cualquier persona que quiera emprender para poner en marcha un proyecto que mejore la vida de las personas con discapacidad”. El objetivo del curso es “capacitar a emprendedores innovadores e ilusionarles”, pero también “trasladar a la sociedad que existe un mercado inexplorado de empresas que pueden genera valor social y económico”, dijo. Finalmente, animó a estudiantes universitarios y profesionales vinculados con la discapacidad a matricularse y resaltó los tres elementos que lo definen: su originalidad, su carácter inclusivo y su claustro de profesores integrado por profesores universitarios, representantes del sector empresarial y otros formadores especializados.

También participó en la presentación del programa el gerente regional del CERMI, , que agradeció el compromiso de la UCLM y Caja Rural CLM y subrayó la importancia “de generar valor más allá de la solidaridad”. También destacó la singularidad del curso, que calificó como “diferente” porque “no busca tanto la rentabilidad como que los emprendedores sociales ayuden a transformar las dificultades de las personas con discapacidad y sus familias y que además podamos generar valor compartido”.

Según explicó la coordinadora académica del título, , este tiene carácter semipresencial y consta de dos módulos técnicos más un proyecto tutelado. El primero abordará cuestiones como la creatividad aplicada al emprendimiento social, la identificación de las oportunidades de negocio, la resolución de problemas o el método ‘Lean Startup’, entre otros; ofrecerá herramientas y técnicas para la creación de un plan de negocio, el cálculo del tamaño del mercado, la fijación de precio, las métricas o la redacción de un plan financiero y de marketing. El plazo de matrícula, que puede formalizarse ‘online’, permanecerá abierto hasta el próximo 28 de abril.