El sector vitivinícola en la región ha realizado un “importante esfuerzo” para mejorar su posicionamiento en estos mercados, según ha informado la Junta en nota de prensa. En este esfuerzo de los últimos años, el IPEX ha contribuido desarrollando un importante número de acciones de promoción de forma directa a la que ha contribuido la red exterior con la que el IPEX cuenta en estos mercados y que permitirá reforzar la presencia de las bodegas en estos países.

Estos mercados aglutinaron en 2017 el 45 por ciento de las exportaciones totales de vino embotellado de la región, lo que les hace mercados estratégicos para las bodegas castellano-manchegas. No obstante, para el Gobierno regional la capacidad de crecimiento es “muy alentadora” en referencia al volumen total de vino importado y consumido, lo que hace de esta actividad una gran oportunidad para las bodegas del conjunto de la región.