El presidente y la vicepresidenta de la Diputación trasladaron recientemente a los nuevos trabajadores su confianza en la labor que van a desempeñar atendiendo a los visitantes que llegan a la provincia, a la vez que se convierten en el enlace fundamental entre las ofertas turísticas provinciales y las demandas de los viajeros, estableciendo dinámicas adecuadas para responder a las necesidades reales del turismo que acoge la provincia, según ha informado en nota de prensa la Diputación de Toledo.

En este sentido, la Diputación ha señalado que tras el cierre en la anterior legislatura de estas oficinas de turismo se ha logrado su reapertura y prestar así un servicio “esencial” a los ayuntamientos y, a la vez, generar empleo, pues todos los informadores proceden de la bolsa de informadores turísticos, una de las 28 bolsas trabajo que el ha abierto en lo que va de legislatura.

Los puntos de información turística se ubican en las localidades de Calera y Chozas, Campillo de la Jara, Carranque, Consuegra, Escalona, Ocaña, Oropesa, Orgaz, El Real de San Vicente, Santa María de Melque (San Martín de Montalbán), Tembleque, El Toboso, Toledo ( y Subida de la Granja) y Torrijos.

INFORMADORES Y OFICINAS

Los informadores de cada una de los puntos dispondrán de las últimas tecnologías a su alcance, de cara a resolver las cuestiones planteadas por los viajeros y pulsar y recoger la información que los propios turistas pueden ofrecer sobre sus destinos, prioridades y elecciones.

Para ello, contarán con una tableta con software específico que les permitirá la recogida de información turística a través de encuestas a los visitantes que permiten mejorar y ampliar el conocimiento sobre gustos e interés de los turistas, en los puntos de información turística que se abrirán al público de miércoles a domingo.

La importancia de estos puntos de información en los pueblos toledanos viene dada por “la facilidad” de los visitantes para conocer los lugares de interés de una zona o comarca determinada, así como su pasado, su patrimonio o los recursos naturales, además de la gastronomía y otras posibilidades, que conocerán a través del trabajo presencial de los informadores.

Además, los informadores contribuirán a mejorar el perfil de sobre el turismo provincial recién abierto por la Diputación de Toledo, aportando aquellas cuestiones turísticas de relevancia y del interés general.

Todas las oficinas guardan una señalética idéntica, identificándose con una ‘I’ latina enmarcada en un círculo de color amarillo, así como una placa con el logotipo de la Diputación de Toledo y el escudo correspondiente de cada Ayuntamiento donde se sitúa la correspondiente oficina de turismo.