Así lo ha manifestado el portavoz del grupo, , tras saberse que el Consistorio toledano ha aprobado el uso del superávit del año 2018 que es de 16,1 millones de euros.

Fernández ha señalado que es necesario que al invertir los millones del superávit hay que pensar en “revitalizar el Casco Histórico y, con ello, el turismo”, ha informado el Grupo en nota de prensa.

No obstante, ha advertido de que es preciso “compaginar el bienestar de los vecinos con los servicios públicos garantizados por el Consistorio como el transporte urbano”. En este sentido, ha indicado que “no tiene lógica que el servicio de transporte urbano se desplace a la calle mientras el tren turístico sigue estacionando en los aledaños del Alcázar”.

Del mismo modo, ha recordado que durante la campaña electoral avisó que el Casco Histórico “necesita una revisión sobre el impacto que tiene el turismo en la ciudad de Toledo”.

“No es asumible que sigan sin regulación y control claro los apartamentos turísticos que dificultan la convivencia en las comunidades vecinales, que sigamos siendo los vecinos de Toledo los que paguemos en exclusividad los servicios públicos para devolver a la normalidad la ciudad después del paso de los miles de turistas por nuestra ciudad o que sigan teniendo prevalencia las empresas turísticas con trenes y autobuses frente a los autobuses urbanos de Toledo”, ha apostillado.