La ha detenido en las localidades gaditanas de Sanlúcar de Barrameda y Chipiona a cinco personas que supuestamente formaban un grupo especializado en robar droga a otros narcotraficantes, conocido en el argot policial como ‘vuelcos’, así como la extorsión para el cobro de deudas derivadas del tráfico de drogas.

Según ha informado la Policía en un comunicado, la investigación se inició a raíz de la denuncia presentada por un vecino de Sanlúcar el pasado 26 de febrero después de recibir amenazas de muerte por parte de cinco personas que se presentaron en las inmediaciones de un establecimiento donde la víctima se encontraba en un evento familiar. Los individuos le reclamaron un paquete y presuntamente le propinaron un puñetazo en la cara para seguidamente amenazarle con una pistola.

Las primeras pesquisas se centraron en identificar a los presuntos autores de las amenazas y de la agresión. Fruto de las gestiones realizadas se identificaron a parte de los asaltantes, dos de los cuales eran individuos muy peligrosos dedicados a cometer robos de droga a otros narcotraficantes mediante el uso de violencia e intimidación, conocidos como ‘vuelcos’, así como la gestión del cobro de deudas relacionadas con el tráfico de drogas.

El pasado 19 de junio, se desarrolló un operativo en el que debido a la peligrosidad de los investigados se requirió la intervención de los (GOES) para practicar la entrada en las viviendas y proceder a la detención de los investigados.

En el registro practicado en la vivienda de uno de los investigados ubicada en Chipiona se intervinieron ocho cartuchos de postas y una escopeta, 34 cartuchos de fogueo y una pistola, diversos trozos de hachís, 3.000 euros en efectivo así como diversos objetos utilizados para sus actividades ilícitas.

En otro registro realizado en una finca situada también en la localidad de Chipiona y propiedad del padre de otro de los investigados se localizó en el interior de una nave cuatro vehículos, los cuales estaban habilitados para el transporte de fardos de hachís debido a que su interior estaba desprovisto de asientos. Los agentes comprobaron que los vehículos estaban denunciados como sustraídos en las provincias de Toledo, Granada, Madrid y Sevilla.

Los agentes mantenían abierta una investigación desde mayo de 2017 cuyos hechos guardaban cierta similitud con los hechos que actualmente estaban investigado. En concreto, un vecino de Sanlúcar denunció un robo que se realizó en una finca rural ubicada en el término municipal de la localidad.

Al parecer, varios hombres entraron en su casa mientras dormían y les apuntaron con pistolas para apoderase de un cultivo de plantas de marihuana, cerca de 1.000 euros en metálico, tres escopetas de caza y la sustracción de un vehículo donde cargaron las plantas con los cogollos de marihuana.

Una vez finalizado el atestado policial, los detenidos fueron puestos a disposición del Juzgado de Instrucción número 1 de Sanlúcar de Barrameda. La investigación ha sido realizada de forma conjunta por la Brigada de Policía Judicial de la Comisaría de Sanlúcar y la Unidad de Delincuencia y Especializada perteneciente a la Brigada de Policía Judicial de la Comisaría Provincial de .