Como ha detallado el director general del IPEX, , “durante esta edición hemos entrado en contacto con una veintena turoperadores y agencias, así como con varios periodistas, cuyos principales intereses han sido la oferta hotelera, los contactos de agencias receptivas, así como de actividades alternativas y turismo activo, gastronomía y turismo enológico”. Además, Laviña ha puesto de relieve la buena acogida que las propuestas regionales han obtenido entre los visitantes profesionales.

Esta iniciativa forma parte de las acciones previstas en este año 2017 por el Gobierno regional, dentro del Plan Estratégico de Turismo de Castilla-La Mancha, para ampliar el número y diversificar la procedencia de nuevos turistas hacia Castilla-La Mancha, en este caso, llegados desde el centro y norte de Europa, según ha informado la Junta en un comunicado.

Entre las actividades propuestas, los visitantes del pabellón español han podido degustar vinos cedidos por la Denominación de Origen ‘La Mancha’ así como quesos ecológicos de la productora ciudadrealeña Finca Fuentillezjos. Los visitantes también han tenido la posibilidad de hacerse fotos frente a un gran photocall que reproduce los molinos de (), con una cámara de impresión inmediata, que les ha permitido llevarse un recuerdo de su paso por el espacio castellano-manchego.

Laviña, asimismo, ha puesto en valor el hecho que “esta feria se celebra en la época más adecuada del año para ofertar información, ya que antes de Semana Santa, el público final alemán deja decidido qué países serán aquellos en los que disfrute de sus vacaciones”.

Por último, el director del IPEX ha avanzado que está previsto invitar a turoperadores y agencias de viajes alemanes a conocer la región en las próximas misiones comerciales inversas de turismo que se organicen.