Así lo ha explicado el director del Museo del Greco en Toledo, , preguntado sobre el balance del Museo en 2018, con motivo de la presentación de la pieza invitada ‘La oración en el huerto’ del Greco.

“Desde nuestro punto de vista, el año ha sido difícil pero ha ido bien, la cifra de visitantes nos parece importante ya que ha mantenido las visitas de los años anteriores. Tener en cuenta que antes del Año Greco el Museo tenía 190.000 visitantes aproximadamente al año y ahora nos mantenemos por encima de los 250.000”, ha asegurado.

En cuanto las actividades que gestiona el Museo del Greco para que el público tenga “algo más” que visitar que las colecciones que se exponen, ha señalado que está contento.

“Hemos logrado ofrecer eventos importantes como conciertos, talleres escolares, talleres familiares, conferencias, certámenes de pintura, reuniones científicas o colaboraciones con la (UCLM)”, entre otras actividades, ha apostillado.

García ha subrayado que el Museo trata de ser “vivo, activo y un centro cultural abierto a todos, pero sobre todo a los toledanos” debido a que es “muy importante” que consideren al Museo como un referente y un sitio al que “se pueda ir cada vez que quieras, no pretendemos ser un museo para una visita en la vida y nada mas”.

En este sentido, ha manifestado se ha encontrado “con la sorpresa” de que hay gente toledana que no conocía el Museo del Greco. “Es una de las cosas que tratamos de revertir, esperamos que sea un lugar que apetezca venir continuamente y para todos los públicos”, ha concluido.