Así lo ha avanzado el portavoz de dicho grupo municipal, , este miércoles en una rueda de prensa en la que ha expuesto las 27 alegaciones que IU-Podemos ha registrado en el Consistorio al proyecto de ordenanzas fiscales para 2020 que el próximo 17 de octubre se debatirá en el pleno.

Fernández ha indicado que la medida para que “los cuarenta primeros metros cuadrados de vivienda estén libres de IBI” persigue garantizar el derecho de acceso a una vivienda digna y garantizar los ingresos necesarios en las arcas municipales.

Además, ha subrayado la necesidad de establecer una bonificación del 25 por ciento en el pago del IBI para familias monomarentales, monoparentales o en riesgo de exclusión social y a jóvenes menores de 30 años que han accedido a la adquisición de su vivienda habitual en propiedad o en alquiler con opción a compra.

Otra de las alegaciones insta, según el portavoz local de IU-Podemos, a que se cobre el Impuesto sobre Construcciones, Instalaciones y Obras (ICIO) a los edificios de la Iglesia católica no dedicados al culto.

En ese sentido, ha criticado que el Ayuntamiento toledano otorgue bonificaciones del ochenta por ciento de este tributo de carácter local a empresas que se instalan en el Polígono “sin saber si cumplen con el régimen medioambiental, con la seguridad en el trabajo o con los planes de igualdad”.

Asimismo, ha reclamado que la expedición de tarjetas de transporte escolar sea gratuita y ha abogado por establecer un criterio de progresividad en el cobro de las tasas de la a fin de “permitir acceder a estos estudios, fundamentales para la formación de los jóvenes, a miembros de las familias con mayores dificultades económicas”.

En cuanto a la implantación de una tasa turística de entre 0,5 y 2 euros, Fernández ha afirmado que tendrían que pagarla los turoperadores y los establecimientos de hospedaje, como hoteles y hostales, si bien los campings podrían quedar exentos por “el carácter sostenible de esta modalidad de turismo”, al igual que los menores de edad y las personas de entre 18 y 30 años.

Con estas alegaciones, el grupo IU-Podemos en el Consistorio toledano busca cumplir con las demandas de los colectivos vecinales y “ponerse al lado de la gente que más lo necesita”.

Al hilo de esta idea, José María Fernández ha considerado que la propuesta del Gobierno local a propósito de este asunto no le convence. “Si las ordenanzas no cumplen con un criterio de justicia social, nos va a costar mucho levantar la mano para aprobarlas”, ha comentado.

Preguntado por la inversión de tres millones de euros por parte del para los accesos al nuevo hospital de la capital castellanomanchega, ha señalado que “va a ser otro parche” y ha pedido al Gobierno regional que se ponga en contacto con el Ministerio con el objetivo de que “se tome en serio” esta cuestión.