Por este motivo, a partir de las 11.00 horas del lunes se pondrá en marcha un dispositivo especial de tráfico que trasladará la terminal de autobuses urbanos a la calle , junto al remonte mecánico que enlaza con la calle Armas y la plaza de Zocodover, mientras que los taxis mantendrán su parada habitual en la Cuesta de Carlos V, y los residentes podrán acceder a la Cuesta de los Capuchinos, al garaje Alcázar, a la calle Soledad y a la plaza del Seco desde Doce Cantos o la plaza Zocodover, por la calle Cervantes y Unión, esta última será de doble sentido, ha informado el Ayuntamiento en nota de prensa.

Asimismo, como ha explicado el responsable municipal de Movilidad, los residentes en la plaza del Horno de los Bizcochos y en la Magdalena podrán acceder a estos puntos como es habitual desde la Cuesta de Carlos V y el túnel de sindicatos.

Los vehículos de carga y descarga podrán continuar desempeñando su trabajo en el horario establecido de 07.00 a 11.00 horas en las siguientes ubicaciones: en la Cuesta de Carlos V en el tramo comprendido a partir del túnel de sindicatos y el final de la calle, exclusivamente en el margen izquierdo, debiendo estacionar siempre en el sentido de bajada, reservándose los últimos 15 metros de la calle para efectuar las maniobras de sentido.

Asimismo, y siguiendo el itinerario descrito para residentes, la carga y descarga se realizará en la calle Unión en su confluencia con la Cuesta de los Capuchinos, junto al pretil y escaleras de los jardines del Alcázar. También se podrá realizar en la zona reservada para esta función, frente a Cruz Roja.

Este dispositivo contará con un despliegue especial de agentes de la , que como ha explicado Juan José Pérez del Pino, velarán para el cumplimiento y buen desarrollo del dispositivo durante el plazo de ejecución de la intervención que continuará en próximas fases, una vez pase Semana Santa, hasta completar el entorno total del Alcázar.

Por su parte, Noelia de la Cruz ha explicado que en esta primera fase se va a pavimentar la zona más deteriorada según han detallado los informes técnicos tras las catas realizadas en la zona que presenta hundimientos y desplazamientos de losetas y adoquines.

Para ello, se levantará la superficie y se renovarán los materiales deteriorados, empleando en su reposición adoquines y losetas de cantería, ya que como ha explicado la edil, presentan una mejor adhesión entre sí y a la superficie.

Asimismo, el mortero empleado en esta intervención será de mayor resistencia, al igual que el material noble de granito que como ha apuntado Noelia de la Cruz “hemos mejorado en cuanto a la superficie de adherencia, ya que se trata de losetas y adoquines de cantería, un material acorde a una Ciudad Patrimonio de la Humanidad como es ”.