“Las personas que se han acercado esta Semana Santa a una de las rutas que se publicitan en el área de influencia socioeconómica del Parque Nacional de Cabañeros se han encontrado con una desagradable sorpresa. Han instalado sobre la señalización de la misma unos letreros en los que se puede leer ‘Atención peligro. Prohibido el paso. Se está cazando con arma larga o rifle en toda la finca del 1 de abril al 31 de julio”, han denunciado Ecologistas en nota de prensa.

La organización señala que “el acondicionamiento de esta ruta fue solicitado por el Ayuntamiento de Hontanar en 2011 y para tal fin recibió una subvención de 39.680 euros de las ayudas que se conceden en el área de influencia socio-económica del Parque Nacional de Cabañeros”.

Ecologistas en Acción se hace eco así de las llamadas “de varias personas que en estos días han visto frustrados sus planes de paseo por el entorno de Cabañeros” y, por ello, está ya dirigiendo escritos al Ayuntamiento, a la Consejería de Agricultura y al Parque Nacional “para que de inmediato se retiren los carteles y se abra expediente sancionador al coto”.

También solicita que se suspenda la caza en la zona, puesto que, como los carteles reconocen implícitamente, “es obvio que el uso de rifles en esta zona y época del año es peligrosa para las personas”.

Ecologistas en Acción recuerda que no se puede prohibir el paso por caminos de uso público por motivos cinegéticos y añade que según la normativa son los cazadores “los que no sólo no pueden cazar en los caminos sino que además deben respetar una zona de seguridad de 50 metros de ancho y no pueden disparar en su dirección”.