Teo García ha explicado que mediante esta modificación se normaliza el Plan a la actual situación del urbanismo y se ha hecho de “una manera impecable”, con el consenso de todos los grupos. Del mismo modo, se han aprobado las ordenanzas reguladoras de las ayudas para la rehabilitación de edificios, viviendas y locales comerciales del Casco Histórico, una medida “vinculada a la protección del barrio antiguo como zona residencial”.

En la misma línea, se ha acordado que en el plazo de un año se va a abordar la regulación de los apartamentos y de las viviendas de uso turístico, con el fin de hacer compatible un desarrollo sostenible del sector con la defensa de las personas que habitan en el Casco y que son las que le dan vida. Para ello, en las próximas semanas se va a elaborar un estudio sobre el impacto de los apartamentos turísticos en la ciudad para tener un análisis certero y actuar en consecuencia.

En otro orden de cosas, se han aprobado todas las propuestas de modificaciones de los planes parciales de La Legua y de la UU29 del Plan General de Ordenación Urbana, también por unanimidad, según ha informado el Ayuntamiento en nota de prensa.