La candidata del PP a la Alcaldía de Toledo, , quiere recuperar el bastón de mando para los ‘populares’ para ser la alcaldesa que pilote el diseño de un nuevo modelo de ciudad pensado a quince años más, una capital regional que no cuenta actualmente con ese proyecto y que pasa por ser más compacta, con más núcleos urbanos que den respuesta a la necesidad de vivienda y con un horizonte de sumar 20.000 habitantes en ese medio plazo.

En una entrevista con Europa Press, Alonso explica que ese modelo de ciudad que tiene en la cabeza pasa por una ciudad “con más unión entre barrios, más sostenible y con un plan de movilidad que es fundamental” apostando por otras alternativas más allá del transporte público.

“Creo que esta ciudad debe de ser una ciudad que se comporte como lo que es, la capital de una región; tenemos que ser la primera ciudad de generación de riqueza y empleo y en aportación del PIB. Eso hay que creérselo, trabajar por ser la capital de Castilla-La Mancha no solo de forma administrativa. La ciudad de dentro de unos años tiene que ser más moderna y sostenible”, ha insistido.

Entre las herramientas, el urgente nuevo Municipal que “redimensione” el recientemente anulado, que preveía “un crecimiento desmesurado” de Toledo hasta los 200.000 habitantes, algo que “no es viable”.

No quiere plantear un desarrollo de la ciudad “inasumible”. “No necesitamos unir el Polígono con Azucaica con 17 puentes. Pero es necesario unir barrios, abrir la autovía de Azucaica o poder tener un autobús circular de a Vistahermosa”, asegura la candidata ‘popular’.

Abundando en su estrategia de acercar los barrios, insiste en la creación de una Concejalía con dedicación exclusiva a atender los problemas de los vecinos de todas las partes de la ciudad y evitar un peregrinaje en el Ayuntamiento más propio de “las Doce Pruebas de Asterix”.

“Tiene que haber una referencia directa por cada barrio, habrá una persona encargada que coordine políticas. Y otra cuestión importante para que las incidencias se puedan resolver es el número de mensajería instantánea”, defiende.

“HAY QUE ROMPER EL CORSÉ DE LAS SIGLAS Y PENSAR EN TOLEDO”

Lo primero que quiere hacer Claudia Alonso si llega a la Alcaldía es reunir a todos los portavoces del resto de grupos municipales para suscribir un documento con “cinco cuestiones básicas” para la ciudad.

Un nuevo POM, una estrategia cultural “potente”, una nueva Relación de Puestos de trabajo, analizar las prioridades de los barrios y abordar el futuro de las instalaciones deportivas son los cinco ejes que Alonso quiere blindar con sus adversarios políticos. “El que se quiera descolgar, que se descuelgue”.

La ciudad lo que necesita es que los gobernantes pensemos en Toledo. Ahora toca Toledo y pensar en las cosas importantes. Hay que romper el corsé de las siglas para pensar en lo que importa y cerrar capítulos que todavía no se han cerrado”, ha apuntado.

TOLÓN QUIERE GOBERNAR “COMO TRAMPOLÍN”

Sobre la actual alcaldesa, Claudia Alonso ha considerado que quiere revalidar la Alcaldía para utilizar Toledo como “trampolín para otro tipo de cuestiones” en su carrera política, algo que “ya se ha vivido en la ciudad” con anteriores alcaldes socialistas.

Por eso, se reivindica como sucesora para contar en Toledo con “un alcalde centrado en la ciudad”. “Yo soy toledana de toda la vida, ahora quiero ser alcaldesa, y cuando deje de ser alcaldesa seguiré siendo toledana. Mi objetivo, por egoísmo, es que a Toledo le vaya bien. Quiero que mis hermanos no busquen casa fuera de Toledo, que mis vecinos tengan empleo aquí, que mis hijas vayan a parques arreglados. No es una cuestión sólo política”.

Ha recordado algunas de sus propuestas en materia de apoyo al pequeño comercio como bonificar el pago de la ORA a los que compren en tiendas de todas las zonas comerciales; y ha reparado en otras propuestas como mejorar la limpieza, sobre todo en la zona histórica, acabando con un sistema de bolseo “que no tiene sentido” y apostando por un sistema mixto que evite “que haya minivertederos en todos los portales del Casco”.

“Hay que tener un poco de valentía y tomar las decisiones que hay que tomar. Pero con dos dedos de frente y un poquito de luces”, ha opinado la candidata.

Entre las necesidades más urgentes de la ciudad, ha alertado del futuro próximo de la avenida de Barber toda vez que el abandone su emplazamiento para trasladarse al Polígono.

Cuando eso ocurra, y si se pierde el edificio, “el barrio se puede hundir”. Contra ello, propone “sentar en la misma mesa a todas las administraciones competentes y profesionales del sector y acordar el traslado del al centro de la ciudad. Para que no se muera el barrio”, ha apuntado.

Sobre la nueva infraestructura hospitalaria, que está a punto de ser entregada a la Junta para su equipamiento, ha urgido a poner las medidas necesarias para absorber el previsible aumento del tráfico, ejecutando los planes que pasan por conectar el entorno del hospital con la A-43 y la autovía de los Viñedos, sumado al desdoble del Puente de Santa Bárbara.

Por último, Alonso no se ha pronunciado sobre posibles pactos, si bien ha dejado claro que a la hora de hablar no se mercadeará con concejalías. “La ciudad no son parcelas. Sentarnos a ver quién se queda Urbanismo o Hacienda es un modelo agotado”, ha zanjado.