Nos confiesa, para empezar, que se encuentra “en plena recolección” y que, por tanto, está “mucho más metido en el mundo agrícola” que, por ejemplo, en lo que está sucediendo estos días en Pamplona que vive un nuevo San Fermín y en el mundo taurino externo a su entorno. Muy pendiente de su ganadería y de las reses que tiene en su finca ‘El Palomar’ (en Povedilla): “Estoy centrado en cuidar los toros de Albacete, en cuidar los toros de Guadalajara, en cuidar las vacas, en preparar el posible reparto de sementales para el próximo otoño, etc.”.

Afanado, pues, en que todo esté a punto, por ejemplo, para su gran cita en la próxima Feria Taurina de Albacete que se encargará de abrir (a buen seguro, por todo lo alto) nada más y nada menos que el día de la Patrona de la ciudad (8 de septiembre, festividad de la Virgen de Los Llanos) con esa alternativa de Filiberto Martínez (teniendo a Enrique Ponce como padrino y a El Fandi como testigo).

“Si la corrida es baja y está bien hecha, y los tres toreros son extraordinarios, y la Virgen de Los Llanos que nos va a ayudar… pues ¡por qué no vamos a triunfar!, esperemos que triunfemos, ojalá, más que por mí por los demás: por la afición de Albacete”

“No cabe la menor duda de que para mí es una gran responsabilidad, pero veo la cita con ilusión y con esperanza -asegura-; realmente la corrida es preciosa, es seria, muy seria, pero al mismo tiempo está bien hecha, es baja, los toros son acoraos; yo creo que nuestros toros tienen muchísimo trapío cuando salen a la plaza (y por eso les cuesta a algunos toreros torearlos: porque imponen mucho respeto y tienen mucho trapío)”.

Señala que la corrida, en general, le gusta, “como le gustó a la empresa cuando la vio, por supuesto y como le gustó a Enrique Ponce cuando vino el tentadero y la vio y dijo que estaría encantado de torearla”; la fecha también le encanta porque considera que la Feria Taurina de Albacete tiene dos días que son más especiales que el resto: o bien ‘inaugurándola’ el primero (el día 8 de septiembre, como es el caso, coincidiendo con la festividad de la Patrona de la ciudad), o bien ‘cerrándola’ el último; “que la Virgen de Los Llanos nos ayude y que todo salga bien”, señala.

En relación a los toreros considera que la terna no puede ser mejor: “Qué voy a decir de Enrique Ponce… -comienza-; nuestro primer toro lo toreó en Andújar en 1990 (‘Tomatito’, al que formó ‘un lío muy gordo’ cortándole las dos orejas en un triunfo muy sonado en toda la zona de Jaén); para mí es una de las mayores figuras del toreo que yo he conocido en mi vida, sin duda ninguna; ésta del 8 de septiembre será la corrida número 58 que ha matado de nuestra ganadería, ni más ni menos”, apunta.

Sobre El Fandi señala que “es un maravilloso torero, variado, que maneja la espada muy bien, el espectáculo de las banderillas es fantástico (y, sin ir más lejos, que le pregunten a la afición de Albacete cómo torea y cómo toreó nuestro toro de la famosa corrida de hace cuatro o cinco años en Albacete, que fue extraordinaria, y donde a su segundo toro ‘le formó un lío gordísimo’ hasta el punto que me confesó que era uno de los toros que mejor había toreado en su vida y al que, por cierto, tengo disecado aquí en ‘El Palomar’…)”.

En relación a Filiberto, nos cuenta que no le conocía apenas, sólo por su paso hace años (cuando empezaba) por un tentadero en su finca: “Me llamó su apoderado, Gonzalo González, y me dijo que quería venir por aquí a conocerme y que hablase con él; yo le dije que no sólo eso; que quería que viniese también a torear unas becerras y a conocer este encaste (porque cada encaste tiene sus peculiaridades y sus condiciones, y éste tiene algunas muy especiales: va de menos a más, con el capote no siempre se deja torear, tarde en entrar en agresividad y al principio con muleta hay que enseñarlo, hay que sobarlo, hay que prenderlo, hay que llevarlo y que cuando mete la cara normalmente va aparar muy lejos, tiene mucho recorrido y buenos finales…); vino y le metí tres becerras y, sinceramente, he de decir que me quedé impresionadísimo a favor” recuerda, reseñando que le pareció “un torero variado, con una magnífica planta, con un toreo artístico… creo que puede ser una figura del toreo y que puede triunfar con la corrida magníficamente”.

Por eso confía en que “si la corrida es baja y está bien hecha, y los tres toreros son extraordinarios, y la Virgen de Los Llanos que nos va a ayudar… pues ¡por qué no vamos a triunfar!, esperemos que triunfemos, ojalá, más que por mí por los demás: por la afición de Albacete”.

Sobre lo especial de la cita (en el sentido de que supondrá la alternativa para Filiberto), Samuel asegura que “es muy importante para un ganadero siempre que un torero toma la alternativa con él porque queda grabado en la historia… Ojalá y esto sea de alguna manera el inicio de que este torero pueda llegar a ser una gran figura del toreo, como lo fueron (dentro de los muchos que han tomado la alternativa con nuestros toros) dos toreros concretos que así lo hicieron: Luis Miguel Dominguín (en el año 1944 en La Coruña con el toro de nombre ‘Cuenco’) y Manuel Benítez El Cordobés (en el año 1963 en Córdoba con un toro de nombre ‘Berlinés’); ojalá Filiberto tome la alternativa y también llegue a cotas tan altas, se lo deseo de corazón”, dice.

La X edición de los ‘Premios Taurinos Samueles’ del 23 de septiembre “quedará en el recuerdo de toda la afición a nivel nacional y, sin duda ninguna, tendrá trascendencia para seguir dando más prestigio a la Feria de Albacete también a nivel internacional”

Don Samuel Flores no duda en destacar que “la Feria de Albacete es un ejemplo positivo hoy en día dentro de nuestras Feria Taurinas en el sentido de que se lidia un toro serio, se respeta al toro con trapío y con seriedad; además, la afición sabe muchísimo de toros, es extraordinaria y el público va a la Plaza y la llena (cosa que no siempre ocurre en la mayor parte de las Plazas hoy en día); creo sinceramente que dentro de las que están consideradas como Plazas de segunda categoría, la Feria de Albacete es la número uno (y superando, en algunos casos, a algunas Plazas que están consideradas como de primera)”.

La Feria Taurina de este año será el aperitivo perfecto para la otra gran cita taurina que espera a Albacete justo a su término. El 23 de septiembre, en el Hotel Europa de Albacete, tendrá lugar una gran gala de entrega de la X edición de los ‘Premios Taurinos Samueles’ que llevan su nombre.

“Me llena de satisfacción y de orgullo -apunta-; siempre digo que los ‘Premios Samueles’, desde que se fundaron (gracias al director del Grupo La Cerca, Manuel Lozano Serna, que fue el ideólogo), siempre han sido un acto de prestigio, de categoría (desde la primera edición que se celebró en la Universidad con muchísimos asistentes destacados del mundo taurino, político, empresarial…); cuando las cosas se hacen así y luego pueden mantener ese prestigio a lo largo del tiempo, se van haciendo cada vez más importantes”, explica.

De la edición de este año, cumpliendo ya la primera década de esta cita emblemática, destaca también lo bonito y lo especial de hacer coincidir la entrega de los ‘Premios Taurinos Samueles’ de la pasada Feria Taurina 2015 de Albacete con la publicación del fallo del Jurado correspondiente a la Feria Taurina 2016 de Albacete (que estará para entonces recién finalizada): “Quedará en el recuerdo de toda la afición a nivel nacional y, sin duda ninguna, tendrá trascendencia para seguir dando más prestigio a la Feria de Albacete también a nivel internacional (porque Albacete y su afición lo merecen)”, asegura.

Su Majestad el Rey Don Juan Carlos, reconocido con la Mención de Honor del Jurado en la X edición de los ‘Premios Taurinos Samueles’

Con motivo de esa X edición de los ‘Premios Taurinos Samueles’, desde este Grupo Multimedia de Comunicación La Cerca se está preparando una gran gala especial (porque el aniversario lo es) Tanto, que el Jurado de los galardones (del que el propio Samuel es presidente de Honor) decidió durante su fallo de los Premios de la Feria Taurina de Albacete 2015, entregar una Mención de Honor a Su Majestad el Rey Don Juan Carlos ‘por su afición y apoyo incondicional a la Fiesta Brava’. Sin duda la ocasión (y, sobre todo, la figura), lo merecen…

“Por supuesto que sí, porque ha sido siempre un gran aficionado, incluso puedo contar como anécdota que hace muchísimos años, siendo nosotros muy jóvenes, toreó una becerra en la Plaza de Los Alarcones (por supuesto, le pusimos de nombre ‘Monárquica’)” sonríe, añadiendo que “está asistiendo, dentro del tiempo que tiene libre, a muchas corridas de toros y, con su prestigio, está apoyando La Fiesta Nacional”.

Aprovecha para subrayar la palabra ‘Nacional’ “porque es la que provoca, en algunas ocasiones, el rechazo que estamos teniendo los taurinos; la bandera nacional, el himno nacional y la fiesta nacional; creo que con eso está todo dicho”, reitera.

Está convencido de que Su Majestad contestará a la invitación y que, si puede, nos acompañará en Albacete ese 23 de septiembre “pero, en cualquier caso, estoy seguro que estará muy orgulloso de haber recibido esta distinción”, concluye.

Si lo desean, pueden escuchar al completo esta entrevista telefónica que nos ha concedido el ganadero Samuel Flores mediante el archivo de audio que acompaña a esta versión escrita de la misma.