Que el turismo (especialmente, de tipo rural) es (y está llamado a seguir siendo) un éxito no sólo en la región sino más concretamente en Albacete, es un hecho a tenor de las cifras que así lo reflejan. “Los datos son muy buenos, estamos creciendo de manera muy importante año tras año; hay que tener en cuenta que en Albacete está el 45% de la oferta de turismo rural de toda la región, con lo que si lo datos a nivel de Castilla-La Mancha son buenos, aquí somos de los más beneficiados (porque es donde más oferta tenemos después de que nuestros empresarios hace tiempo apostasen decididamente por este sector en la provincia)”, nos introduce Juan Sánchez.

Apunta que, en general, “el turismo en nuestro país está viviendo unos años muy buenos: están entrando en España 70 millones de turistas” y que, si hablamos de la provincia de Albacete, los visitantes que más llegan proceden “de las provincias limítrofes a la nuestra, dentro de lo que es más un turismo ‘de proximidad’… los datos de 2016 son buenos y el 2017 lo afrontamos con optimismo y con el objetivo de seguir con esta línea”.

Crecimiento (lento, pero seguro) también del número de visitantes extranjeros

Quizá una de las asignaturas a mejorar sería la de la promoción de cara, sobre todo, al turista extranjero (aprovechando que están entrando muchos de ellos en España en estos tiempos): “Nosotros no podemos ofrecerles un turismo de ‘sol y playa’ pero sí uno de naturaleza importantísimo; tenemos paisajes increíbles, ciudades preciosas y cómodas de pasear, una gastronomía importante… poquito a poco vamos creciendo, no tenemos los recursos para hacer una publicidad exterior como la que puedan hacer otras ciudades, pero sí que aprovechamos los que tenemos”.

Cita, por ejemplo, las experiencias a través de “incursiones, ‘workshops’ y ‘fam-trips’) sobre todo a las colonias de extranjeros que viven sobre todo en el levante español durante todo el año; les invitamos a conocer nuestra provincia y ese trabajo está dando sus frutos, y poco a poco vamos creciendo en cuanto a visitantes extranjeros”.

“Los empresarios y autónomos nunca hemos perdido la cara a los negocios y hemos visto también qué es lo que demandaba el público en el sector”

Explica cómo a lo largo de los años, los empresarios y autónomos del sector turístico se han sabido adaptar al día a día de la dinámica del propio turismo, esforzándose por mejorar la oferta: “Al encontrar un problema, han buscado soluciones que siempre han intentado implantar lo antes posible y lo han hecho apostando por ofrecer un turismo de calidad; en nuestra provincia hay alojamientos con las mejores comodidades porque se ha invertido en ello desde hace años; nuestros empresarios se han adaptado en todo momento y ofrecen precios muy moderados en alojamientos que están ‘a la última’ porque han invertido mucho en ellos; nunca hemos perdido la cara a los negocios y hemos visto también qué es lo que demandaba el público”.

El concepto de ‘turismo’ como tal ha ido englobando, con el paso del tiempo factores que van mucho más allá de un alojamiento y algún que otro monumento o lugar digno de ser admirado. El concepto se ha transformado en ‘un todo’ en el que caben ahora muchos más actores determinantes a la hora de lograr que un visitante potencial termine decantándose por un destino o por otro para su próximo viaje. Actividades de ocio, deportivas, naturales, culturales rutas o talleres especializados y, cómo no, la propia gastronomía son elementos clave para atraer turistas a una determinada zona, y la provincia de Albacete es plenamente consciente de ello.

“El turismo activo está muy presente, cada vez más; hay un perfil de público (cada vez más numeroso) al que le gusta el turismo activo, personas jóvenes a las que les gusta hacer actividades… y aquí tenemos una oferta muy amplia para eso; tenemos que ir todos de la mano, también muchos turistas tienen muy en cuenta el tema de la gastronomía con la que puedan acompañar su visita, incluso de los productos agroalimentarios que pueden encontrar aquí; hay que aunar esfuerzos por parte de todos los implicados en el sector turístico para ofrecer variedad y lograr que, si un visitante pasa (de media) en nuestra provincia entre dos y tres días, pues poco a poco logremos que ese tiempo de estancia crezca a los cuatro o cinco días a la semana…”, señala Sánchez.

FITUR 2017, un ejemplo de que “el producto agroalimentario es un valor añadido a nuestra oferta turística”

Apenas dos semanas después de la celebración de la XXXVII edición de la Feria Internacional de Turismo (FITUR), el presidente de la Asociación Provincial de Hostelería y Turismo en Albacete nos cuenta que este año ha traído de allí “unas sensaciones muy positivas”.

Relata, por ejemplo, que ha visto “mucha presencia de público en el stand (que, además, ha mejorado mucho porque ha contado con más espacio y amplitud)” y que parte del mayor protagonismo se dado, precisamente, “a los grandes productos agroalimentarios con los que contamos en Castilla-La Mancha y que yo creo que son un atractivo más porque cada vez hay más gente interesada en poder visitar los lugares en los que se producen (y varias bodegas ya lo ofrecen en el caso del vino, por ejemplo); creo que el producto agroalimentario es un valor añadido a nuestra oferta, y considero que eso también es bueno para el sector”.

Enero y febrero, los meses más complicados para el sector en Albacete: bajan las contrataciones

En materia de empleo en el sector, Juan Sánchez repasa cómo en los años más complicados de la crisis económica “ha habido que reestructurar mucho, también en plantillas, pero es cierto que es uno de los sectores que menos empleo ha destruido; hemos aguantado la crisis cada uno como ha podido, aunque es cierto que puntualmente ha habido casos en los que ha habido que reestructurar plantillas; al margen de eso, también se está generando trabajo y en eso influye directamente ‘el tirón’ que el turismo está tiendo durante buena parte del año”.

En el caso de la provincia de Albacete, nos explica que “el mes de enero y febrero históricamente suelen ser meses malos” (de hecho, en los últimos datos publicados sobre desempleo, en el primer mes del año el sector servicios perdió unos 900 trabajadores en Albacete con respecto a diciembre). “Venimos de la campaña de Navidad que es muy buena, y los meses de enero y febrero baja la actividad… suelen ser muy malos para el sector”, reitera.

Lo mismo sucedía también con los meses de octubre, que venían siendo (inmediatamente después de la Feria de Albacete) un descenso casi ‘en picado’ para muchos negocios del sector que, no obstante, supo darle la vuelta a la dinámica de la mano del ingenio y, a través de las ya famosísimas (y esperadas por el público) Jornadas de la Tapa han hecho de octubre “un mes muy bueno e interesante para los negocios”.

Plan Estratégico de Turismo 2015-2019 en C-LM

Desde el se comenzó a aplicar, a finales de 2015, el Plan Estratégico de Turismo 2015-2019. Juan Sánchez nos explica que lo más se ha demandado era “elaborar las ordenanzas del Plan porque era lo que más nos interesaba, y ahora están empezando a salir” y que, entre las que más urgen, está la relativa al sector de alojamientos (al que, apunta, que la APEHT ha aportado sus alegaciones porque “es importantísimo”).

No obstante, sí manifiesta lo contraproducente de un sistema que ha dado lugar a numerosos Planes de este tipo (con el consiguiente tiempo que se emplea en la elaboración y lo que, por tanto, hay que esperar hasta que se implanta).

“La ‘zona’ de Albacete está desapareciendo”

Ya en lo relativo a Albacete capital, conversamos sobre diversas cuestiones. Comenzamos por valorar que, según los datos relativos a la Memoria 2016 de la expuestos por el propio Jefe del Servicio (), el pasado año bajaron las actas o denuncias abiertas en relación a casos que afectan directamente al sector hostelero (como los casos de ruido, aforo, horarios o terrazas).

“Cuando se elabora una Ordenanza (como la de terrazas, que salió hace poquito) nosotros trabajamos ‘codo a codo’ con la Administración (en este caso, con el Ayuntamiento) a la hora de aportar ideas, alegaciones… y, cuando está aprobada, trabajamos para que el hostelero cumpla esas medidas (le gusten más o menos); nosotros entendemos que el vecino tiene que descansar pero también nosotros tenemos que vivir y, al final, si las terrazas existen es porque el público las demanda”, explica.

Asegura que se va concienciando a la gente para que se cumpla la legalidad al cien por cien y señala que donde más actas se han podido abrir históricamente ha sido en la conocida como ‘zona’ de pubs de la ciudad, si bien incide en que “la ‘zona’ se está castigando mucho con medidas restrictivas (en cuanto a horarios, terrazas y demás…) y, de alguna manera, la ‘zona’ está desapareciendo, ya no está siendo como hasta hace unos años (que era importantísima para el sector), ahora la gente se está diseminando más por la ciudad y se están generando otras zonas… pero el hostelero está concienciado y el sector de la hostelería siempre intenta cumplir las ordenanzas”.

Incidiendo más en el caso de la ‘zona’, comenta cómo “la Policía Local ha incrementado la vigilancia (algo que, por otra parte, nosotros demandábamos porque, a la larga, los problemas no los generaban los propios locales sino el público y nosotros ahí no tenemos competencia para llamar la atención a nadie); está habiendo menos problemas con los vecinos porque la Policía más presente (incluso nosotros mismos la llamamos cuando vemos algún grupo que puede estar molestando en la calle…), pero es cierto que la ‘zona’ tiene ahora menos gente que antes… ya no está tan llena como hace un tiempo; por ejemplo, se ve en la calle Concepción donde, cuando un local se cerraba, no pasaba ni una semana hasta que se abría ahí otro mientras que, ahora, hay seis o siete locales cerrados en esa vía; ya no es la ‘zona’ que antiguamente era”.

“La mayoría de las despedidas de soltero que se celebran en Albacete pasan desapercibidas”

Hablamos más concretamente sobre la problemática del ruido en esa parte de la ciudad (y, más concretamente, a raíz de las despedidas que se celebran en Albacete y que levantaron cierta controversia entre los vecinos de la ‘zona’.

“Se ha dado la imagen de que las despedidas degeneraban, pero no es así; podía haber unas treinta o cuarenta despedidas un fin de semana en Albacete y, quizá de todas ellas, eran dos los grupos de ‘escandalosos’ que hacían barrabasadas en la calle; las despedidas lo que generaban en la ciudad era mucha ocupación hotelera, muchas mesas llenas en los restaurantes… y la mayoría despedidas pasaban desapercibidas; las despedidas siguen viviendo pero no llaman la atención (porque la Policía también actúa ahora más con las que sí lo hacen)”, explica.

La hostelería de Albacete, a favor de la peatonalización del centro de la ciudad

Otro de los asuntos que incuben directamente al sector hostelero es el del proyecto de transformación (posterior peatonalización) del centro urbano de Albacete, algo con lo que desde la APEHT está “completamente a favor”.

Sánchez explica que “un centro para el peatón es algo absolutamente positivo (con las regulaciones que sean necesarias para, por ejemplo, el tema de cargas y descargas, etc.) pero creo que al sector de la hostelería le benefician unas zonas cómodas para que nuestros clientes puedan pasear relajados”.

Sobre el cierto miedo que se pueda tener a la palabra ‘peatonalización’, el presidente de APHET asegura no entenderlo y señala que “es el Ayuntamiento el que tiene que dar el paso y hacerlo; hay que hacerlo para ver los resultados porque no es correcto criticar algo que ni siquiera tenemos; yo considero que al sector de la hostelería le beneficiaría porque atraería más público al centro”.

Sobre los comerciantes que son reticentes a la medida, Juan da su opinión personal y explica que cuando sale a comprar le gusta ir relajado y cómodo, ir paseando para ver qué ofrece cada establecimiento; no me gusta ir pendiente del tráfico ni de que te pueda atropellar un coche… lo que no me gustan son las medias tintas: o se peatonaliza o no, porque hay zonas en las que han intentado hacer algo (inicio de la calle del ) y al final si te ‘relajas’ un poco y no te das cuenta te sales de los bolardos y te puede dar un susto un coche… cuando voy a comprar lo que quiero es estar cómodo y relajado y poder recorrer toda la zona sin tensión; yo no veo la problemática que puede tener para el sector del comercio” apunta, poniendo los ejemplos de otras ciudades donde la medida ha resultado un éxito para todos, también para el comercio.

IX Jornadas del Puchero: comida tradicional por un euro que nos invita a salir de casa

Como ‘broche de oro’ de la conversación les invitamos a disfrutar de otra de las iniciativas que estos días nos ofrecen los hosteleros: las IX Jornadas del Puchero (del 2 al 5, del 9 al 12 y del 16 al 19 de febrero), nacidas precisamente (como ocurrió con las de la Tapa en los entonces muy complicados meses de octubre para el sector) para intentar ‘reflotar’ la actividad hostelera albaceteña en un mes difícil como febrero.

“El puchero nació con esa misma intención de la tapa y, de alguna manera, también para rescatar la cocina tradicional ‘de cuchara’ que para algunas generaciones se ha perdido… El precio es muy económico (desde la primera edición se mantiene a un euro el puchero); animo a la gente a salir a degustar estos platos que (por las prisas que hoy rodo el mundo tiene) no se disfrutan en todas las casas”.

Una iniciativa a la que se ha ido sumando la provincia: en esta edición, concretamente, encontraremos pucheros en 13 localidades albaceteñas (participando en total, 43 establecimientos hosteleros entre todas ellas). “Tanto en los pueblos como en Albacete la iniciativa está funcionando muy bien, y lo que queremos es que la gente aproveche los 90 establecimientos de la capital (y también los 43 de la provincia para, de paso, hacer turismo rural)”.

Si lo desean, pueden visionar al completo esta entrevista al presidente de la Asociación Provincial de Empresarios de Hostelería y Turismo en Albacete, Juan Sánchez, mediante el vídeo que acompaña a este texto.