Dentro del especial que estamos realizando sobre la próxima edición de FENAVIN, la Feria Nacional del Vino que se celebrará en Ciudad Real del 7 al 9 de mayo de 2013, entrevistamos a Cebrián, presidente de la Manchuela, el cual nos ha hablado de la situación actual del sector y, cómo no, de las bondades de los caldos de esta Denominación de Origen Manchuela que él representa.

La crisis en el sector vitivinícola

Según manifiesta el presidente de la DO, el sector lleva un par de campañas en las que “está resurgiendo un poquito, con precios del vino aceptables” aunque hay que tener en cuenta que desde hace muchos años el agricultor ha tenido pérdidas en el mundo rural, añade.

En palabras de , el agricultor está acostumbrado a tener crisis “al no haberle sacado nunca partido a sus explotaciones”.

Reestructuración del Viñedo

La reestructuración del viñedo ha modernizado las explotaciones agrarias y ayudado a producir más barato al necesitar menos mano de obra, sobre todo en la recolección, según nos explica el presidente de la DO Manchuela, por lo que al agricultor le ha repercutido enormemente ya que sin esta reestructuración “el abandono habría sido masivo”, apuntilla Juan Miguel.

Actualmente, esta reestructuración ha llevado a tener un 35 o 40 por ciento de las viñas en espaldera, y el presidente de la DO cree que con las nuevas reestructuraciones anunciadas por la Consejería de Agricultura se llegará a un 60 o 70 por ciento de viña en esta disposición.

Para el poco versado en la materia, el tenerlo en espaldera supone que a la uva le dé el sol y aire de una forma más precisa, a la vez que facilita su recogida, que puede ser mecanizada y nocturna, con menor mano de obra, en el momento óptimo de la uva y a unas temperaturas más bajas sin necesidad de enfriarla posteriormente.

La Denominación de Origen Manchuela

La DO Manchuela abarca 76.000 hectáreas de las provincias de Albacete y Cuenca, entre las Hoces del Cabriel y el Júcar, lindando con la provincia de Valencia.

Al tratarse de una tierra prácticamente de secano, la mayor parte del agua necesaria para las vides se obtiene del viento húmedo que hay en la zona, suficientemente capaz de madurar la uva en óptimas condiciones.

En este sentido, a Juan Miguel Cebrián le gustaría el poder disponer de más agua para el regadío y no entiende por qué los inspectores que controlan esa zona son de la , es decir, de la zona valenciana, lamentando que a un lado del río Cabriel no haya problemas de agua, y de este lado sí. También ha recordado un proyecto actualmente paralizado del Plan Hidrográfico Nacional, para bajar agua del Ebro, el cual destaca que “habría sido muy importante para Castilla-La Mancha y para la zona de La Manchuela” a lo que agrega que estaría bien que se apoyara con agua de otras comunidades o que “simplemente con que se dejara el agua de Castilla-La Mancha en la región, seríamos autosuficientes”. Cambiando de tema y volviendo a la Denominación de Origen Manchuela, esta cuenta con 32 empresas, 32 pueblos en la que prácticamente la única industria que hay es la cooperativa del mismo, y que hace de la viticultura el tejido empresarial principal con un 90% de agricultores en cooperativas y el resto en empresas privadas.

El presidente de la DO, en este sentido, ha recalcado que “de no existir la viticultura, aparte de otros cultivos, los pueblos de la zona estarían desiertos”.

Las variedades principales de uva de la Denominación de Origen Manchuela son Macabeo y Bobal, a parte de la Garnacha Tintorera de la zona más al sur de Albacete, junto con otras variedades mejorantes. Con estas variedades se crea un fantástico vino rosado de Bobal, y magníficos blancos afrutados de Macabeo, aparte de tintos crianza, reservas, jóvenes… una gran cantidad de vinos para todos los gustos y colores.

Gracias a la firme apuesta por la calidad del producto, con numerosos controles para asegurarla, esta campaña ha sido, en palabras de su presidente “no buena del todo, pero aceptable dentro de la crisis en la que nos encontramos”.

En cuanto a tecnología, Juan Miguel Cebrián destaca que en la DO Manchuela se han preocupado por modernizarse y tener lo último en tecnología para la vinificación que, junto a los grandes profesionales que forman parte de ella, la hacen “puntera a nivel mundial”.

Hablando de estos profesionales, el presidente de la DO nos explica que el personal del mundo cooperativo está cambiando, “mucho más joven y profesionalizado”, que se encargan de ocupar los cargos de responsabilidad de las bodegas, y gracias a los cuales se están haciendo departamentos comerciales para intentar solventar una de las grandes lacras del sector del vino en Castilla-La Mancha, la comercialización.

Respecto a esta comercialización y promoción del sector y de la cultura del vino, Juan Miguel Cebrián manifiesta que “se está intentando que la gente joven empiece a conocer el mundo del vino, que lo cate y sepa de sus bondades, que visiten las bodegas, e intentar conseguir que Castilla-La Mancha deje de ser donde más vino se produce y donde menos se consume”.

A parte de estas acciones de concienciación, al presidente de la DO le gustaría el poder tener mejoras para acceder a otros mercados externos, sin trabas para entrar en algunos países cuando a ellos no se les ponen para venir aquí, aunque recalca que se está vendiendo mucho en el mercado asiático y en Estados Unidos.

Hablando de exportación, Juan Miguel Cebrián nos manifiesta que lo lógico sería “ir con una marca sola, una marca España”, pero de igual forma declara que “la gente que ya tiene un marketing hecho no quiere que estés a su lado”, en referencia a otras denominaciones de origen con más renombre.

FENAVIN

En el próximo mes de Mayo, desde el día 7 al 9, tendrá lugar en Ciudad Real la Feria Nacional del Vino, FENAVIN, la feria de referencia del vino español según muchos y, cómo no, la Denominación de Origen Manchuela no va a perder esta oportunidad de negocio.

El presidente de la DO destaca de esta feria que casi todas las empresas que van hacen algún contacto, consiguen algún importador y para él es, a nivel europeo, “de las más interesantes”.

Sin embargo, no es todo ir a la feria y empezar a vender, como bien manifiesta Juan Miguel Cebrián este tipo de ferias “llevan un trabajo previo, de varios meses, en los que se realizan muchas acciones comerciales y contactos”, la feria es para “el cara a cara”, matiza, ya que “el trabajo se realiza previamente”, subraya.

De estos y otros muchos temas hemos hablado con Juan Miguel Cebrián, presidente de la DO Manchuela, por lo que les invitamos a ver el vídeo adjunto con la entrevista al completo.