Iratxe García nos atiende desde Estrasburgo en mitad de “una semana frenética de trabajo y de plenos en , con cuestiones importantes”; algo a lo que, asegura, “se suma a un momento de impulso en lo que tiene que ver con la política del y donde tenemos que estar todos apoyando para que esa expectativa y esa esperanza que se han generado en la ciudadanía tengan los mejores resultados”.

Y es que la eurodiputada y secretaria para la Unión Europea del PSOE dice no tener “ninguna duda de que los éxitos del Gobierno de España van a ser éxitos para los hombres y mujeres de nuestro país”, por lo que espera “que todo salga bien y seamos capaces de devolver la dignidad a nuestras instituciones y de tener un Gobierno que se preocupe por los problemas de las personas, siendo capaces de resolver algunas cuestiones que están ahora mismo encima de la mesa y que la gente está esperando de nosotros que podamos resolver”.

“Europa necesitaba un impulso en el sentido de defensa del proyecto europeo, y hoy, el Gobierno de España es un Gobierno que representa eso: el europeísmo y el compromiso con quien más lo necesita”

¿Ese cierto ambiente de cambio que ahora más intensamente se está palpando en nuestro país en las últimas semanas (y que se ratificaba con el cambio de Gobierno), se deja notar también en las esferas europeas?

“Por supuesto y sin ninguna duda –afirma-; la percepción que hay en las instituciones europeas es muy positiva por distintas cuestiones; primero, por el perfil del Gobierno que sale adelante a lo largo de este momento. Sabemos que en el propio hay hombres y mujeres con perfiles europeístas que han estado trabajando en las instituciones europeas y de una manera muy positiva, donde hay una percepción de gran capacidad de trabajo y de toma de decisiones”.

También subraya como alentadoras “las decisiones que se han estado tomando al respecto: el que veamos un Gobierno con la presencia de mujeres más significativa de todo el mundo y que seamos un ejemplo es algo importante porque la cuestión de género y de igualdad está en la agenda también de la política europea”, así como “lo que ha sido la respuesta del Gobierno de España al inicio de esta semana con el compromiso de acoger a más de seiscientas personas (mujeres, hombres, niños no acompañados…) cuyas vidas están peligrando en el mar; ante la negativa del de acogerlos, el que España haya cumplido con su obligación (no sólo moral, también política) de responder, ha sido muy bien acogido por parte de las instituciones europeas”.

Nos cuenta que durante esta semana que lleva en Estrasburgo en el pleno del Parlamento, “son muchas las felicitaciones y los agradecimientos de colegas (de muchos países y de distintas ideologías) porque Europa necesitaba un impulso en el sentido de defensa del proyecto europeo, y hoy, el Gobierno de España es un Gobierno que representa eso: el europeísmo y el compromiso con quien más lo necesita”.

“Somos muchos quienes llevamos tiempo exigiendo a Europa, al Consejo, a los Gobiernos nacionales, que se pongan de acuerdo para poner en marcha una política común en materia de migraciones y de asilo, porque no ha habido la respuesta que tenía que haber”

Cierto es que, mientras estamos conversando, esas 629 personas que fueron rescatadas del mar (en un primer momento, en el buque ‘Aquarius’, ahora también apoyado por dos naves más), siguen dirigiéndose hasta el puerto de (donde se espera que lleguen en la madrugada del sábado al domingo) en una decisión del recién llegado Gobierno español que puede marcar ‘un antes y un después’ con respecto a la situación de estas y otras personas indefensas y desamparadas que se han encontrado (hasta este gesto desde nuestro país) negadas de cualquier posibilidad de esperanza ¿Ha de significar este hecho un ‘punto y aparte’?

“Por supuesto, porque somos muchos quienes llevamos tiempo exigiendo a Europa, al Consejo, a los Gobiernos nacionales, que se pongan de acuerdo para poner en marcha una política común en materia de migraciones y de asilo, y es cierto que no ha habido la respuesta que tenía que haber, que han sido muchos los incumplimientos (incluso por el propio anterior Gobierno de España, que no ha cumplido con la cuota que le correspondía de atención y de ubicación a los refugiados) y, por lo tanto, esta actitud lo que le da al Gobierno de España es autoridad en el Consejo para poder exigir al resto de Gobiernos de la Unión Europea que sean capaces de poner encima de la mesa soluciones compartidas, porque la solidaridad no puede ser una actuación puntual de un Gobierno de turno, sino que tiene que ser un principio fundamental de actuación y de ejecución de la instituciones europeas y de los Gobiernos nacionales; creo que esto es un gesto pero que demuestra la necesidad de que no podemos dejar en manos de la voluntariedad de los países que esto ocurra, porque estamos hablando de vidas de seres humanos que escapan de la muerte, del hambre, de las guerras, y que no pueden encontrarse con el portazo de una Europa que no es sensible a sus problemas”, explica.

Iratxe García valora positivamente el anuncio hoy de Grande-Marlaska sobre las concertinas en , respondiendo así al propio programa electoral del PSOE y a la preocupación que en su día trasladó sobre ello el propio

Al hilo de esto, el ministro de Interior, Grande-Marlaska, ha anunciado esta misma mañana en Cero que hará “todo lo posible” por retirar las concertinas en la valla de Melilla y que piensa pedir para ello un “informe complementario” ¿Cómo valora Iratxe García este anuncio sobre una realidad que en varios momentos se ha colado también en el seno del debate europeo durante los últimos años?

“Como bien dice usted, esta cuestión de las concertinas ha sido objeto de debate en el ámbito europeo; el trasladó su preocupación al respecto de esta práctica, incluso el propio Comisario de Inmigración y de Interior trasladó (tras una visita a esa zona) la necesidad de que buscáramos otro tipo de alternativas, porque esta práctica de las concertinas pone en duda lo que puede ser el respeto fundamental de los derechos de las personas”, introduce.

García considera que “lo que hace en estos momentos el Gobierno es responder ante estos planteamientos de las instituciones europeas, y responder también a un compromiso que el propio Partido Socialista asumió durante la campaña electoral de 2016 (donde llevábamos en nuestro programa electoral que íbamos a buscar alternativas para poder desaparecer la práctica de las concertinas que ponen en riesgo la vida de las personas que intentan huir del hambre y llegar a las puertas de Europa)”.

Por ello, cree que “se debe buscar esta alternativa para encontrar alguna otra actuación al respecto, pero que no ponga en peligro la vida de las personas”.

“No podemos aceptar que un Gobierno como el de Italia se niegue a recibir a personas que se están jugando la vida, porque va en contra no sólo de la moral sino también del Derecho Internacional y del Derecho de Aguas (que exige el rescate a las personas cuando están en esta situación); habrá que hablar de qué régimen sancionador se aplica a quienes no están cumpliendo con sus obligaciones”

Los días 28 y 29 de junio habrá Consejo Europeo, ¿de qué manera Europa ha de enfrentar, verdaderamente (y subrayamos este término), el problema de los refugiados?

“Debe afrontarlo, en primer lugar, con un ‘tirón de orejas’ al Consejo, a los Gobiernos nacionales que han incumplido, porque hablamos de la vergüenza de Europa, pero es verdad que y el Parlamento Europeo hemos pedido en muchas ocasiones medidas comunitarias en este sentido y, por desgracia, ha sido la negativa (incluso los incumplimientos) de los Gobiernos nacionales”, señala.

Iratxe García recuerda que “hace más de dos años se planteó una actuación en materia de reparto de refugiados que no se ha cumplido por parte de los países; como digo, el propio anterior Gobierno de España no cumplió con esta obligación ni con este compromiso”, por lo tanto, cree que “hay que poner encima de la mesa, primero, cuáles son estas iniciativas comunitarias que se pueden poner en marcha (porque cuando un inmigrante o un refugiado llama a las puertas de Europa no lo hace en un país concreto, sino que lo que quiere es entrar a Europa), pero también debemos tener en cuenta algún instrumento que pueda aplicar sanciones a quienes no cumplen con sus obligaciones”.

Así, es contundente al asegurar: “No podemos aceptar que un Gobierno como el de Italia se niegue a recibir a personas que se están jugando la vida, porque va en contra no sólo de la moral sino también del Derecho Internacional y del Derecho de Aguas (que exige el rescate a las personas cuando están en esta situación); por lo tanto, habrá que hablar de qué régimen sancionador se aplica a quienes no están cumpliendo con sus obligaciones”, reitera.

“Ver que siguen existiendo países y Gobiernos que se comprometen en avanzar por sociedades más justas y más iguales supone un respiro y es bastante esperanzador; representa lo que tiene que ser una dinámica que apuesta por una Europa que avanza en la igualdad”

Éste ha sido uno de los primeros gestos del nuevo Gobierno de España presidido por , también marcado (como apuntaba la propia Iratxe García al comienzo de esta entrevista) por su gran peso europeísta y por su enorme paso adelante en el feminismo ¿Cómo han calado estos firmes compromisos en el seno de la Unión, en momentos en los que parecía fortalecerse la ultraderecha mientras la socialdemocracia se seguía debilitando?

“Se reciben con un respiro y con muchísima esperanza porque es verdad que en algunas materias, en algunos espacios geográficos de Europa, se están dando pasos atrás en cuanto al respeto a los derechos de las personas y también en cuanto al respeto a la igualdad entre hombres y mujeres; por tanto ver, que aun en esta perspectiva, siguen existiendo países y Gobiernos que se comprometen en avanzar por sociedades más justas y más iguales supone un respiro y es bastante esperanzador; representa lo que tiene que ser una dinámica que apuesta por una Europa que avanza en la igualdad”.

La eurodiputada y secretaria para la Unión Europea del Partido Socialista asegura que “ésta ha sido la noticia que lleva a lo largo de toda la semana repitiéndose en muchos debates aquí, en el Parlamento Europeo, y lo que espero es que sea un ejemplo para que otros nos sigan, para que haya un mayor compromiso en esta materia y seamos capaces de entender que las mujeres somos la mitad de la población del mundo y de Europa y que, por lo tanto, no se puede hacer la política a nuestras espaldas; las mujeres tenemos que estar en los espacios en los que se toman las decisiones que son importantes para nuestras vidas”, subraya.

“Tenemos ahora mismo encima de la mesa debates fundamentales para el futuro de España y para el futuro de Europa”

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez pedía, en su primer del pasado viernes, que todos ellos y todas ellas no falten a los encuentros de sus homólogos a nivel europeo ¿Qué nos estamos ‘jugando’, por ejemplo, en cuestiones tan fundamentales para nuestro país como la Política Agraria Común (PAC) o la lucha contra la despoblación?

“Todo, nos lo jugamos todo, porque España no se entiende sin Europa y Europa no se entiende sin España; porque tenemos ahora mismo encima de la mesa debates fundamentales para el futuro de España y para el futuro de Europa como pueden ser las perspectivas financieras, es decir, el presupuesto comunitario 2021-2027; o como pueden ser la Política Agraria Común y la Política de y Política de Cohesión (un elemento vertebrador de nuestros territorios)”, explica.

Por eso adelanta que “el compromiso va a ser fundamental” y asegura que “el Gobierno va a ser consciente de esta importancia y, además, nos van a tener (a las parlamentarias y a los parlamentarios europeos) trabajando codo a codo para conseguir los mejores resultados en unas negociaciones donde nos estamos jugando cuestiones fundamentales para nuestros territorios, para nuestro medio rural, para la vertebración de nuestras regiones y, por lo tanto, volcaremos todo nuestro trabajo y nuestro empeño en ello”, concluye.

Si lo desean, pueden escuchar al completo esta entrevista telefónica a Iratxe García, eurodiputada y secretaria para la Unión Europea del , a través del archivo de audio que acompaña a esta versión escrita de su contenido.