A tan solo 5 kilómetros de Albacete capital encontramos este enclave único. Un lugar donde el tiempo se detiene y en cuyas 10.000 hectáreas de pura belleza, lo natural y lo auténtico no sólo se reivindican sino que se hacen emblema de un modo de hacer que, en sí mismo, habla de calidad y de excelencia. Hoy visitamos este ‘paraíso’ (muy terrenal) escogido como punto de reunión y de encuentro por una asociación también única (Circulo Fortuny) cuyo gran objetivo es poner en valor la ‘Marca España’ a través, precisamente, de la excelencia que (como en este lugar) brota de nuestro país.

Xandra Falcó: “Círculo Fortuny lo que busca principalmente es prestigiar a España como país”

Xandra Falcó es Directora General de Marqués de Griñón Family Estates y miembro de la Comisión de Comunicación. Cuenta a La Cerca cómo “Circulo Fortuny lo que intenta es aunar a las empresas de la excelencia en España en distintos sectores; empezamos siendo ocho miembros fundadores (Carrera y Carrera; LA Organic; Lladró; Loewe; Marqués de Griñón Family Estates; Bissé; Numanthia y Sotogrande) y la idea era juntar todas las marcas españolas que buscan la excelencia”.

Relata cómo Círculo Fortuny nació “detrás de Francia (que creó Comité Colbert en los años ’60 y que es la decana de las organizaciones) o de Walpole British Luxury en Inglaterra o Fondazione Altagamma en ” y subraya que lo que busca principalmente es “prestigiar a España como país, la producción española y los pequeños productores que van haciendo las cosas bien, manteniendo las tradiciones e innovando, pero siempre haciendo las cosas bien hechas”.

Así el Círculo se fue ampliando hasta sumar sus actuales 63 miembros: Abadía Retuerta; AYA-Aguirre y Aranzabal; Bagués-Masriera Joyeros; Bodegas Vega Sicilia; Carmina Shoemaker; Castillo de Canena; Cinco Jotas; Dehesa de los Llanos; Delpozo; Felipe Conde Luthier; Fernando Caruncho; Gandiablasco; Gastón y ; Gramona; Grulla Armas; Hacienda Queiles; Hotel Barceló Formentor; Hotel Ritz ; La Zagaleta; ; LZF Lamps; Magnanni; Manuel Calvo de Mora; Marqués de Murrieta Estates & Wines; Navascués; NH Collection Hotels; Osborne Vinos Viejos; Real Conservera Española; Rosa Oriol Atelier Tous; ; Sha Wellness Clinic; Suárez; T.ba; Tresserra Collection; Vicente Gracia Joyas; Viñedos y Bodegas Sierra Cantabria.

Entre sus socios internacionales con presencia en España figuran: Bulgari; Cartier; Hackett ; y . En calidad de socios de honor forman parte de Círculo Fortuny: ; Escuela Superior de Música Reina ; Fundación Casa Ducal de Medinacel0; Fundación MACBA; ; Gran Teatre del Liceu; Museo Nacional del Prado; Museo Nacional Reina Sofía; Museo Thyssen-Bornemisza; Real Academia de Gastronomía y el Teatro Real. Sus socios corporativos son El Corte Inglés y Global Blue y su sponsor corporativo, .

Xandra Falcó se refiere a una ‘excelencia’ que, por tanto, tenemos como país. Existe, de eso no hay duda, (sin ir más lejos porque ante nuestros ojos en este lugar nos rodea su vivo ejemplo). El gran reto ahora quizá sea ponerla en valor… empezando por nosotros mismos.

“Yo creo que España sabe hacer calidad, lo ha demostrado durante generaciones y durante siglos, sabe dar servicios de calidad y, de alguna manera, hay que darlo a conocer más y hay que ponerlo en valor”, subraya la Directora General de Marqués de Griñón Family Estates, quien se detiene en explicar que “muchas veces sucede que cuando se compra un producto no se sabe lo que hay detrás, las horas y horas de formación y de esfuerzo para ofrecer determinado producto con ese grado de calidad… los productos están pero hay que darlos a conocer y hay que creérnoslo nosotros mismos”.

Y de ahí precisamente parte uno de los grandes objetivos que atribuye a Círculo Fortuny en España: “Trabajar con los medios para que nos apoyen en eso; no es lo mismo la ‘producción en masa’ y la calidad frente a la calidad; nosotros somos la calidad, la excelencia y queremos que en el mundo haya cada vez una mayor búsqueda de los auténtico… y yo creo que en España, sin lugar a dudas, podemos presumir de lo auténtico”, ensalza.

Dehesa de Los Llanos: cuando la agricultura de conservación se conjuga para regalar la exquisitez de lo auténtico al paladar

Lo auténtico mueve este ‘Círculo’ decidido a ser cada vez más ‘virtuoso’, apostando por dar la relevancia que merecen todos aquellos que día a día se esfuerzan en sus respectivos sectores para ser… excelentes.

Periódicamente, la Asociación convoca jornadas de trabajo y puesta en común especiales, dedicadas a ámbitos concretos como la que en esta ocasión ha escogido como escenario Dehesa de Los Llanos (miembro también de Círculo Fortuny) para reunir a las marcas que hacen con su autenticidad ‘Marca España’.

En este caso, la cita es en torno a la cinegética, una actividad clave en la economía del entorno rural, que favorece el arraigo poblacional y evita el éxodo hacia zonas urbanas, y que estima en alrededor de 3.500 millones de euros la riqueza generada por ella en España, traducida también en unos 54.000 puestos de trabajo.

En el aspecto más agroalimentario de la actividad, Dehesa de Los Llanos (anfitriona, en esta jornada especial de encuentro para el Círculo) tiene mucho que decir a través de su Director General, Julián Illán.

“Dehesa de Los Llanos es una clara expresión de lo que es el mundo rural en España; es la integración de lo que es una explotación agrícola, ganadera, cinegética, con absoluto respeto al medio ambiente (con lo que se puede decir que es un modelo de explotación de conservación) y donde estamos preocupados de integrar verticalmente esta producción”, introduce Illán.

Pone como gran ejemplo de esa forma de trabajar, el queso: “La producción de alimento para nuestra ganadería se produce en nuestra agricultura; la leche producida por nuestras ovejas se transforma en nuestro queso; tienes un control absoluto de la trazabilidad… integras, en definitiva, y ‘creas marca’ que es un poco el objetivo para intentar salir del mundo de los ‘commodities’ y hacer de la agricultura una actividad rentable y sostenible”, apunta.

Dehesa de Los Llanos ha sabido hacer del aprovechamiento cinegético una riqueza añadida a su entorno agrícola convirtiéndose en sí misma en un referente de calidad a todos los niveles. “La cinegética es una actividad que es inevitable en Dehesa de Los Llanos -detalla Illán-; una superficie de 10.000 hectáreas que confiere la capacidad de gestionar el cuidado de las especies cinegéticas es algo propio de cualquier superficie suficiente en un medio como ; no estamos inventando nada, cualquier explotación agrícola estaba históricamente combinada con una explotación ganadera y el aprovechamiento cinegético es una riqueza añadida del entorno agrícola (y, en ese sentido, está puesta en valor también la caza); se puede decir que es prácticamente un ‘sub-producto’ porque las piezas de caza, las perdices que cazamos (y que son perdices bravas) intentamos que también lleguen al consumidor final con esa misma trazabilidad y que no salgan sin nombre de nuestra finca, sino que lo hagan con el nombre de Dehesa de Los Llanos”.

A escasos 300 metros de sus 50 hectáreas de viñedo se encuentra la bodega, en un edificio del siglo XIX restaurado y equipado con la última tecnología en la elaboración de vinos y su posterior crianza en barricas de roble francés. Bajo la marca ‘Mazacruz’, Dehesa de Los Llanos produce cuatro etiquetas: Tinto, Blanco, Cima Tinto y Cima Blanco.

La miel, el aceite de oliva virgen extra, las nueces, las plantas aromáticas, y la perdiz roja autóctona en escabeche (procedentes de sus propias cacerías) son otros de los productos que Dehesa de Los Llanos acuña y distribuye haciendo valer lo bien hecho. Pero, entre todos, un producto sobresale por encima de todos los demás (de los que nacen en estas tierras)…El Queso con curación Gran Reserva de Dehesa de Los Llanos se alzó en 2012 con el reconocimiento de Mejor Queso del Mundo en el certamen internacional al que ese año concurrieron más de 2.700 participantes.

Cada queso Dehesa de Los Llanos se elabora con leche cruda procedente del rebaño de la propia finca. Además del Gran Reserva (con un mínimo de nueve meses de maduración) Dehesa de Los Llanos elabora quesos Media Curación (con al menos 80 días) y Curado (a partir de seis meses), todos ellos bajo la Denominación de Origen Queso Manchego Artesano.

“Estamos en La Mancha, sin duda ‘la estrella’ de los productos manchegos es el queso; inevitablemente el vino también lo es (porque tenemos las condiciones agroclimáticas perfectas para producir grandes vinos) lo que ocurre es que, como se ha comentado aquí en referencia a otros productos (como las escopetas artesanales, por ejemplo, donde los ingleses son los que tienen el nombre y, sin embargo, nosotros somos los que estamos haciendo en España auténticas obras de arte y de precisión desde el punto de vista del armero…), en el vino también ocurre que hay otros lugares del mundo y otras regiones de España que tienen la facilidad y la entrada del nombre… pero no tardará en hablarse de grandes vinos procedentes de La Mancha (como ya se está hablando)”.

…No tardará en hablarse así, sin duda, pero todavía hay que dar algunos pasos que precipiten que eso suceda… “Se necesita fuerza comercial, se necesita tiempo, se necesita paciencia y se necesita mucho amor por parte de quien estamos haciéndolo”, señala Julián Illán.

Alejandro Aranzábal (Aya-Aguirre y Aranzábal) nos presenta su armería artesanal, basada en un modo de hacer “más cerca de la joyería que de una fabricación industrial”

Amor, precisamente, es lo que parece desbordar a nuestros siguientes dos protagonistas. Esta cita con parte de las actividades que rodean (de una u otra forma) a la caza, nos lleva también a hablar de armería.

La fabricación de escopetas de caza y cartuchería es un sector industrial muy implantado en el norte de España. AYA-Aguirre y Aranzabal y Grullas Armas son dos empresas reconocidas mundialmente por su excelencia en la fabricación de armas que pueden considerarse piezas de auténtica joyería.

Alejandro Aranzábal pertenece a la cuarta generación de la empresa Aya Aguirre y Aranzábal, fabricante de armas histórico de España y fundada en Éibar en el año 1915: “Nos dedicamos a hacer escopetas y rifles (lo que se llama ‘escopeta fina’): armas de lujo con una fabricación artesanal en todos los procesos productivos y se trata de un producto muy valorado, hasta el punto de que el 95% de la producción la vendemos en el extranjero, en países que son muy exigentes en cuanto a los estándares de calidad… Vendemos en Inglaterra, en , en Rusia, en Sudáfrica, en Bélgica, en Holanda, en Francia… prácticamente en todos los lugares en los que se caza de esta forma artesanal”, nos presenta.

El modo de hacer es artesanal desde el comienzo: “Las principales partes de la escopeta (que son la báscula, los cañones y la madera) responden a una fabricación que estaría más cerca de la joyería que de una fabricación industrial -explica Alejandro Aranzábal-; los grabados se hacen a mano y se sigue un proceso de producción que exige varios meses hasta terminar cada escopeta (que es una escopeta única, hecha a la medida del cliente y según la forma de su cuerpo, intentando que sea como una extensión más de éste)”.

En la misma localidad de tierras guipuzcoanas, Grulla Arma’ hace igualmente de la artesanía aplicada a la armería su seña de identidad (también mundialmente conocida) tal y como nos cuenta su gerente, Íñigo Usobiaga.

“Somos fabricantes de escopetas artesanales paralelas en Eibar; llevamos 85 años en el mercado y trabajamos de forma artesanal, siguiendo las medidas y especificaciones personales de cada cliente; somos una empresa pequeñita formada por quince personas y nos gustaría mantenernos en el mercado durante otros 85 años (o más…)”, sonríe mientras nos presenta a su empresa.

Íñigo Usobiaga (‘Grulla Armas’): “En las escopetas españolas podemos estar hablando del nivel de las mejores escopetas inglesas a precios mucho más asequibles”

En Grulla Armas realizan “un tipo de escopeta inglesa, paralela, totalmente fabricada manualmente, con maderas nobles turcas, grabados hechos a mano (siguiendo las especificaciones de cada cliente en cuanto a calibres, larguras de cañones, etc.); es un trabajo muy artesanal y muy personalizado”.

Ambas empresas son, sin duda, un referente entre los asiduos a la caza clásica y tradicional, y su buen hacer les vale el prestigio que poco a poco (y con esfuerzo) han sabido ganarse para situar sus piezas entre las más apreciadas (y competitivas) frente a mercados que nada tienen que envidiarles:

Sin ir más lejos, Alejandro Aranzábal apunta que “las escopetas españolas están muy reconocidas en el mundo dentro de lo que son los artículos de lujo en la caza; los países con mayor tradición junto con España son Inglaterra, Italia (y algo también en Bélgica y en Austria…) pero estamos posicionados ahí a nivel ‘top’: nuestras armas se encuentran en las mejores armerías de los cinco continentes y creo que lo que nos caracteriza a nivel de competitividad es que somos capaces de generar auténticas obras de arte a un precio razonable y que son armas muy fiables y muy resistentes (hasta el punto de que muchas veces un arma puede pasar de generación en generación)’.

Una visión absolutamente compartida por Íñigo Usobiaga, de Grulla Armas, quien asegura que “podríamos estar hablando del nivel de las mejores escopetas inglesas con la diferencia de que las nuestras son hechas en España; obviamente nuestros precios no son baratos pero no son los precios de las escopetas inglesas (que son, por ejemplo, cuatro veces más caras que las nuestras)”.

Grulla Armas también exporta la mayor parte de su producción al extranjero (donde está presente desde hace unos cuarenta años; la única gran diferencia entre el mercado inglés y el nuestro es, a su juicio, ésta: “Las grandes casas inglesas normalmente suelen llevar por detrás un grupo fuerte inversor; lo que nos diferencia a nosotros es que somos empresas pequeñitas, familiares, y tenemos obviamente los recursos muchísimos más limitados que estas grandes empresas que tienen ciento cincuenta años o más y que cuentan con un respaldo económico tras ellas muchísimo más grande que el nuestro”.

T.ba: moda 100% española y exclusividad del campo a las ciudades… de 22 países del mundo

El tesón y el cuidado en los detalles han valido tanto a Aya-Aguirre y Aranzábal como a Grulla Armas un prestigio que está llamado no sólo a mantenerse, sino a crecer. Al igual que ha crecido (y lo seguirá haciendo) el arrojo y el arte de Mercedes López de Carrizosa, la mujer que hace casi dos décadas comenzase junto a su hermana (Fernanda) la aventura (dichosa) de lograr que los conceptos ‘campo’ y moda’ no sólo no estuvieran alejados entre sí, sino que se unieran y (en comunión) llegasen a todas las situaciones posibles, vistiendo a la mujer con un estilo, calidad y elegancia… únicos bajo el sello T.ba.

“Somos una empresa española con 18 años en el sector textil de la moda; se trata de una empresa familiar que comenzamos mi hermana Fernanda y yo; actualmente vendemos en 22 países y hemos abierto tienda en Madrid y en Londres” nos presenta Mercedes, con el brillo en los ojos aún de quien empieza aquello que le apasiona.

López de Carrizosa nos cuenta que en T.ba elaboran “una moda cuyo el origen es el campo, pero es moda, y te la puedes poner en el campo, en la ciudad o donde estés… es una moda muy particular”.

Crear ropa para ir al campo fue por tanto, en un principio, la idea que sirvió de ‘motor’ a esta (sin duda alguna) forma de arte. Pero, como suele suceder con quien no se conforma y continúa creando, sus piezas se fueron abriendo puertas llegando a las ciudades y a otros países, y apostando por el valor añadido de elaborar inclusive las telas y todos los detalles de estas prendas (y complementos) que marcan la diferencia a la hora de elaborar pura exclusividad.

“Cuando nosotros empezamos este negocio, verdaderamente buscábamos una ropa para ir al campo y que fuera femenina, que te la pusieras y te encontraras bien (porque entonces no encontrábamos ese tipo de ropa) pero verdaderamente te la puedes poner para cualquier cosa y yo creo que eso es lo bueno que tiene T.ba; hoy en día mezclas todo, con lo cual, te pones un vaquero y estás en Madrid por la calle perfectamente, y en el campo te pones una chaqueta de terciopelo hoy en día si quieres… todo está muy mezclado y todo lo puedes realmente poner donde quieras”, comenta la Fundadora y Directora Creativa de T.ba.

Mercedes López de Carrizosa relata la filosofía que impregna el modo de hacer en T.ba: “Nuestra moda no sigue realmente tendencias de moda (por decirlo de alguna manera), sino que intentamos hacer una cosa muy especial y muy exclusiva: fabricamos prácticamente todo en España (incluidos los tejidos, los botones, los chapones…) todo lo hacemos nosotros”.

Recuerda que son “una empresa pequeña” y cómo “al principio nos daba un poco de miedo cómo hacer para que fuera diferente y que no llegara una gran empresa con el mismo tejido que tú (porque si lo has comprado en una Feria lo puede comprar cualquiera)… y por eso empezamos a crear nuestras propias telas y a fabricarlas nosotros directamente; es muy exclusivo, se hace una cantidad muy limitada de cada artículo y luego tiene mucho detalle: es la mezcla de un tweed con una tela de seda con un bordado avejentado… todo eso producido aquí yo creo que es lo particular y lo que lo hace especial”.

Y de ese ‘miedo’ de aquellas dos hermanas que empezaban y que buscaban la forma de ser únicas y estar a una altura que han superado con creces, a la realidad que hoy viven (presentes en m22 países)… hay para ellas apenas unos pasos, pero esenciales: de una parte, los magníficos materiales que tenemos en este país: “Es maravilloso, tenemos unos cueros impresionantes y, en tema de tejidos (cuando parecía que todo el mundo se iba a China y aquí no había nada), resulta que aquí sigue habiendo maravillas muy exclusivas; además, se está recuperando cada vez más y yo creo que eso es único; aparte, todas esas empresas que eran enormes y que hacían muchísimas cosas y en un momento dado se paran (porque muchos fabricantes se van fuera a fabricar) siguen existiendo y crean cosas nuevas… de repente prueban cosas… llegas y les dices ‘quiero hacer un terciopelo de seda tintado, vegetal y lavado y que parezca viejo…’ y te dicen ‘oye, ¡pues vamos a probar!’; la gente tiene ilusión por volver a hacer cosas, y yo creo que eso es impresionante, la manera de recuperarse y de reinventarse”.

El otro factor clave en su recorrido a la excelencia es el factor humano: “Yo creo que lo más importante es tener la suerte de encontrarte con el equipo maravilloso que tenemos, gente que cuando llega el momento de empujar, rema en la misma dirección y pone de su parte para que funcione; y en España hay profesionales maravillosos para hacer posible algo así, poder hacer esa producción, poder entregar a tiempo, que el cliente se quede encantado… yo creo que fundamentalmente es el factor humano.’

Un gran equipo humano que las ha acompañado en esta aventura que está llamada a seguir haciendo de ‘T.ba’ un referente de la moda española más allá de nuestras fronteras.

Les invitamos a visionar al completo este reportaje sobre la jornada que Círculo Fortuny ha celebrado en Dehesa de Los Llanos (Albacete) en torno a sus marcas de alta gama relacionadas con la cinegética. Si lo desean, pueden hacerlo mediante el vídeo que acompaña a este texto.