Historia del Instituto de Estudios Albacetenses

El Instituto de Estudios Albacetenses “”, comenzó su andadura en enero de 1977 de la mano de un grupo de investigadores locales, agrupados en torno al Archivo Histórico Provincial, impulsores de la revista AL-BASIT, fundada en 1975 por .

Nació como un Organismo Autónomo de la Diputación de Albacete de carácter cultural y científico, patrocinado y financiado íntegramente por dicha Institución.

A pesar de que los primeros estatutos se han ido modificando a consecuencia del crecimiento y consolidación del Instituto, los objetivos fundacionales no han variado con el paso de los años. A grandes rasgos se puede afirmar que su finalidad reside en la defensa, estudio, investigación y divulgación de la cultura y de los recursos de la provincia de Albacete.

El I.E.A. funciona a través de una Junta Directiva, agrupada en diferentes secciones, presididas todas ellas por un director. El primero de ellos, socio fundador del Instituto, fue , al que le sucedieron , Luis Guillermo García-Saúco, y Antonio Selva, actual director. Además, el I.E.A. forma parte de la Confederación Española de Centros de Estudios Locales del Consejo Superior de Investigaciones Científicas casi desde sus inicios.

Actividad del Instituto de Estudios Albacetenses

El trabajo del I.E.A. ha estado marcado desde sus inicios por el estudio, la investigación y la publicación de temas científicos, culturales, económicos, sociales y humanos relacionados con la provincia de Albacete, tanto en artículos en los números de Ciencias y Humanidades de sus revistas, AL-BASIT y SABUCO, como en monografías independientes.

Otra de sus líneas de actuación se centra en el fomento, exaltación y conservación de toda la riqueza natural, histórica, artística y cultural de la provincia. En este sentido, Luis Guillermo García-Saúco, vicedirector del I.E.A., señalaba que “Albacete cuenta con el patrimonio artístico más pobre de España, por lo que la función recopilatoria y conservadora que lleva a cabo el Instituto resulta indispensable a la hora de preservar y dar a conocer a la sociedad el patrimonio albaceteño, democratizando así los saberes con un cierto carácter didáctico”.

Por su parte, el director del I.E.A., Antonio Selva, señalaba que para impulsar la investigación ofrecen ayudas y becas que suelen materializarse en la publicación de libros o artículos de interés. En relación a la Convocatoria 2010 apuntaba que, a pesar de la crisis, se han mantenido las cuantías económicas.

De este modo, las Ayudas a la Investigación, con 50 peticiones presentadas, cuentan con una la dotación general de 30.000 euros, mientras que la cantidad total destinada a los Premios asciende a 10.000 euros. En este sentido, señalaba que en un futuro le gustaría poner en marcha un programa de Ayudas a la Investigación, bajo el nombre de “Don Juan Manuel”, dirigido a alumnos con los mejores expedientes académicos de la provincia.

Además, el I.E.A. ha participado activamente en la organización de diferentes Congresos y Jornadas sobre temáticas relacionadas con la Geografía, Historia de Albacete o el , entre otras.

Exposiciones del I.E.A

En colaboración con otras instituciones, el I.E.A. ha organizado exposiciones bajo los siguientes títulos: “Albacete, 600 años”, sobre la historia de la capital; “Albacete, tierra de encrucijada”; “Albacete en su historia”, de la que destaca el catálogo que se realizó con motivo de la exposición a disposición de los investigadores; “Marfiles: Eboraria religiosa histórica en la provincia de Albacete” o “Estampas de Albacete”. Más recientemente, el Instituto ha realizado una exposición sobre Incunables de la provincia de Albacete, libros impresos antes de 1500, de la mano de , con un catálogo demandado por las bibliotecas más prestigiosas de España e incluso del extranjero, así como una muestra itinerante sobre el Parque Natural de Las Lagunas de Ruidera y la exposición dedicada a Tomás Navarro Tomás, de la que nació el audiovisual “Nostalgia y recuerdo desde el exilio”. En 2009, organizó la exposición “La Historia Iluminada”, sobre manuscritos con miniaturas, desde la Edad Media hasta el siglo XVIII, entre los que destacaban unas Ejecutorias de Hidalguías del siglo XVI, de Alcázar y Hellín, conservadas en su biblioteca como un documento histórico y artístico de primer orden. Entre los retos de futuro, Selva apuntaba la organización de una exposición sobre el trabajo realizado por el I.E.A. durante sus años de vida.

El Centro Cultural de la Asunción está ubicado en el edificio del antiguo Convento de La Encarnación

El único de los antiguos conventos de Albacete que ha permanecido en pie ha sido el de la Encarnación, actual Centro Cultural de La Asunción.

Situado en la calle de las Monjas, esquina con Padre Romano, su origen está relacionado con el retiro de Doña María Álvarez Marco y el inicio de un beatario junto a sus dos hijas a finales del siglo XV. En la centuria siguiente se convertiría en monasterio adoptando la tercera orden de San Francisco, siendo 1532 el año en el que esta comunidad se trasladaría al mencionado monasterio.

En 1557 se bendijo solemnemente el templo y se asignó lugar para cementerio. Hasta el siglo XIX, la comunidad fue adquiriendo numerosos bienes que le proporcionaron una desahogada situación económica. Con la Desamortización, en 1837, las monjas Justinianas se unieron a la antigua comunidad, pero al no alcanzar el número necesario dictado por la ley, se marcharon a Hellín, quedando clausurado el convento en 1843.

En 1845 se destinó una parte del edificio a Casa de Maternidad, al cuidado de las Hermanas de la Caridad y otra a Conservatorio de Música, dependientes ambas instituciones de la Diputación Provincial de Albacete. En 1950, el templo sirvió provisionalmente de parroquia bajo el título de la Asunción. Al trasladarse la Casa de Maternidad y después la parroquia, tras largos años de abandono, la Institución provincial y el Ministerio de Obras Públicas y Urbanismo llevaron a cabo una restauración del edificio en 1982-83, previa declaración de Monumento Histórico-Artístico.

Convertido en el actual Centro Cultural de La Asunción, alberga la sede del Instituto de Estudios Albacetenses desde 1983, así como la Biblioteca “Tomás Navarro Tomás”, un Salón de Actos, antigua iglesia, y una Sala de Exposiciones en el claustro.

Modernización de la Biblioteca “Tomás Navarro Tomás” del I.E.A

La Biblioteca “Tomás Navarro Tomás” del Instituto de Estudios Albacetenses “Don Juan Manuel” está situada en la planta baja del Centro Cultural de La Asunción. Inició su andadura en 1977 de la mano del Instituto, contando con las instalaciones y equipamientos informáticos necesarios para ofrecer a los usuarios uno servicio bibliotecario de calidad adaptado a las demandas de la sociedad actual, destacando la incorporación de un nuevo servidor, así como mejoras en sus instalaciones y en el acceso a sus fondos, dentro del proceso de modernización que el I.E.A. está llevando a cabo, para conseguir una “biblioteca virtual”.

Una inversión importante, sobre todo en tiempos de crisis, que para Antonio Selva supone la mejor inversión de futuro posible al considerar que “el conocimiento cuando es útil es una virtud y lo contario es un despilfarro”.

Aunque la biblioteca está considerada un servicio público indispensable a la hora de garantizar y promover el acceso a la información y a la cultura albacetense, el I.E.A. quiere dar un paso más convirtiendo este espacio en un auténtico centro de estudio para investigadores, debido a su contenido altamente especializado, potenciando así la presencia actual de investigadores, personal técnico, docentes, universitarios, profesionales de otras bibliotecas y de archivos, sin olvidar que el acceso al fondo general siempre será libre y gratuito.

Más de 20.000 unidades materiales

El fondo de la Biblioteca del I.E.A, en el que se incluye todo tipo de soportes, constituye una de las más completas colecciones sobre Albacete, capital y provincia, que existe en estos momentos, considerado todo un referente para los usuarios e investigadores dedicados a la temática local albacetense.

Antonio Selva explicaba que en la actualidad cuenta con más de 20.000 unidades materiales. Entre ellas cabe destacar un importante Fondo Antiguo, con 300 ejemplares, entre obras y demás documentos, que abarca el periodo comprendido entre los siglos XVI al XX.

En relación al Archivo Fotográfico, el director del I.E.A. señalaba que, gracias al convenio que mantienen con el taller de fotografía de la y a la incorporación, hace unos meses, de dos personas contratadas a través del Plan E, el número de fotografías digitalizadas se ha incrementado considerablemente pasando de 7.000 a las 11.000 actuales.

Mención especial merecen los fondos albacetenses procedentes de los Archivos Nacionales o Regionales, como el Histórico Nacional, el General de Simancas o la Real Chancillería de Granada, que conforman la bibliografía provincial especializada de la biblioteca del I.E.A. Documentos adquiridos, microfilmados o fotocopiados entre los que destacan obras de Miguel Sabuco o , así como obras literarias de autores del siglo XVI, XVII y XVIII. En este sentido, Antonio Selva señalaba que el tuvo su origen en este Instituto en el año 1989.

La colección de revistas de la biblioteca cuenta aproximadamente con 900 títulos, adquiridos mediante donaciones, intercambio y compra por suscripción. La temática es muy extensa y abarca casi todos los campos, aunque con un claro predomino de los títulos publicados en Albacete y provincia. También pueden encontrarse numerosas publicaciones pertenecientes a otros centros de estudios locales, universidades, asociaciones y organismos públicos y privados.

Además, incluye una base de datos de aproximadamente 1.000 registros de separatas y otros documentos en la que se puede encontrar información correspondiente a separatas de revistas y publicaciones periódicas, capítulos específicos de algunas monografías, folletos informativos, guías, catálogos de exposiciones y otros documentos interesantes, raros, curiosos o de difícil localización en la actualidad.

El fondo se completa con otras colecciones importantes de Grabados o de Cartográfica, sin olvidar que además incluye las bibliotecas personales de miembros del Instituto de Estudios Albacetenses entre las que se encuentran las del abogado y político , el pintor y grabador Orlando Pelayo, y el escritor .

III Centenario de la Confirmación de la Feria

Como no podía ser de otro modo, el I.E.A. está colaborando estrechamente en la conmemoración del III Centenario de la Confirmación de la Feria de Albacete con diferentes proyectos.

Entre ellos, cabe destacar una exposición y la celebración de unas jornadas, los días 13 y 20 de octubre, sobre Ferias e Internacionalización: “Del pasado a los retos del siglo XXI”.

Secciones del I.E.A

A pesar de que el Instituto de Estudios Albacetenses nació con un claro carácter histórico, con el paso de los años sus líneas de investigación se han ido abriendo hasta abarcar el campo de la ciencia con el objetivo de recuperar la memoria de Albacete y difundir su historia desde diferentes puntos de vista. De este modo, la Junta Directiva del Instituto de Estudios Albacetenses está organizado en diferentes secciones temáticas bajo los nombres de Arqueología, Prehistoria e Historia Antigua, Filología, Bellas Artes, Historia, Geología, , Botánica, Promoción, Economía, Estudios Jurídicos, Geografía, Zoología, Publicaciones y proyectos.

Según explicaba el director de la Sección de Bellas Artes, Luis Guillermo García-Saúco, todas ellas tienen por objeto el estudio de los aspectos de la provincia de Albacete relacionados con sus áreas temáticas, así como la posterior difusión de sus investigaciones, contando para ello con importantes becas y ayudas a la hora de materializar sus trabajos.

En el caso de la sección de Bellas Artes, “lo que pretendemos es canalizar cualquier asunto de interés histórico-artístico que pueda existir sobre Albacete, capital y provincia”.

Entre los proyectos más inmediatos de esta sección, García-Saúco apuntaba que en estos momentos está coordinando la publicación de un libro homenaje al primer director del I.E.A. y socio fundador, Alfonso Santamaría, “gran amante de la Historia y de la Historia del Arte”, añadía.

A falta de las correcciones oportunas, esta publicación verá la luz en un futuro inmediato, incluyendo entre sus páginas trabajos de diferentes autores dedicados a aspectos relacionados con el arte y la cultura de la provincia de Albacete.

La ampliación de la Web ha dado como resultado una versión virtual de la “Gazeta Don Juan Manuel”

Cumpliendo con el compromiso acordado en la Asamblea celebrada en 2009, la Gazeta informativa “Don Juan Manuel” pretende ser un vehículo de información dirigido al personal que forma parte del I.E.A, retomando el boletín que durante un tiempo se hizo por la anterior Junta Directiva e incluyendo como novedad la posibilidad de acceder a ella vía Internet, a través del nuevo portal informático del I.E.A. Una versión virtual que, además de llegar a un mayor número de personas, supone un importante ahorro de costes al reducir su tradicional tirada en papel.

Esta iniciativa se enmarca dentro del proceso de transformación que está llevando a cabo el Instituto para convertir la actual Web en un portal para el estudio y la investigación.

Además de la puesta en marcha de un nuevo servidor informático, se están creando nuevas secciones y mejorando la descarga de trabajos y artículos de difícil acceso, sin olvidar la incorporación de archivos digitalizados propios y de otras instituciones por parte del Instituto de Estudios Albacetenses, como el Archivo Municipal de Albacete, Alcaraz y Villarrobledo, para poder consultar cualquier recurso relacionado con Albacete. Junto a las publicaciones tradicionales, este nuevo portal pretende incluir otro tipo de materiales como imágenes, sonido y vídeo. En este sentido cabe destacar que uno de los retos del I.E.A. es conseguir las entrevistas realizadas en diferentes medios de comunicación a personajes ilustres de Albacete para incluirlas en su fondo bibliográfico y en este nuevo portal informático.