Según ha informado Renfe en nota de prensa, malabaristas, zancudos, músicos y trovadores invitan a viajar al pasado en el Tren Medieval, que se ha consolidado como “una atractiva oferta de ocio para conocer Sigüenza”. Igualmente, arte, historia, teatro, gastronomía y artesanía se dan cita en este viaje que en la temporada de primavera alcanzó una ocupación por encima del 83 por ciento.

Los sábados, una comitiva de personajes recibirá a los viajeros en la estación de Chamartín para dar la bienvenida al Tren Medieval, con salida a las 10.00 horas. A las 10.39 realizará parada en Guadalajara, donde podrán subirse el resto de viajeros. Ya en Sigüenza, a las 11.30 horas, el viaje se completa con una visita guiada por los lugares más emblemáticos.

Además, los viajeros tendrán tiempo libre para recorrer la ciudad y disfrutar de los establecimientos de restauración seguntinos, algunos de ellos con descuentos del 10 por ciento para los viajeros del Tren Medieval, que regresa a Madrid a las 19.38 horas.

La temporada de otoño coincide con la celebración en Sigüenza del Año Jubilar de la Catedral de Sigüenza, con motivo del 850 Aniversario de su consagración, y la exposición, a propósito de su construcción, en el Museo Diocesano y la nueva sala de tapices flamencos, con la recién inaugurada sala de telas, que cuenta la historia de Rómulo y Remo. La iniciativa turística ‘Abraza la Catedral’ tendrá lugar el último fin de semana de septiembre.

En cada viaje, todos los viajeros participarán en el sorteo de una noche en un establecimiento hotelero de la ciudad para dos personas, incluidos los billetes en tren de Media Distancia de ida y vuelta, además de sortear productos artesanos y actividades en la naturaleza.