Esta es la respuesta ofrecida por el concejal del PP y quien fuera responsable del área de Cultura en el Ayuntamiento con el , Armengol Engonga, a los pocos minutos de que el edil delegado de Hacienda y tercer teniente de Alcalde, , haya alertado de un “agujero económico” en el Consistorio que “crece” por facturas “irregulares”.

Unas facturas en las áreas de Deportes y Cultura que han conllevado el reparo de Intervención y otras para las que “directamente no hay crédito” y que van a requerir que sendos patronatos y después el pleno del Ayuntamiento apruebe un reconocimiento extrajudicial de crédito para que los proveedores puedan cobrar, medida que, ha alegado Engonga, no hubiera sido necesaria si el alcalde hubiera querido.

Además, desde el Grupo Popular tampoco entienden cómo se han esperado tantos meses para llevarlo a pleno con lo que esto supone de perjuicio para algunas empresas, pues se trata de más de 400 facturas, según la denuncia del equipo de Gobierno.

Este jueves se verán en los Patronatos de Cultura y Deportes y el próximo 29 de noviembre irán a pleno con el fin de aprobar un crédito para estos pagos, pagos a los que, tal y como han indicado desde el Grupo Popular, no se van a oponer, aunque no entienden cómo desde el equipo de Gobierno se hablar de una situación crítica y luego se anuncian 9.000 euros más en subvenciones culturales, algo que les alegra pero que “choca con sus argumentos”.

Así, el Grupo Popular se pregunta si harán lo mismo cuando lleguen otras facturas con reparo de Intervención atribuibles a su mandato, como ya está pasando.Engonga ha precisado también que esta situación puede venir motivada también porque ha cambiado la persona encargada de este servicio en Intervención después de 20 años, y aunque no dicen que sea peor ni mejor, aseguran que con la anterior nunca hubo tantos reparos de legalidad y desde que llegó la nueva responsable en abril, los criterios son diferentes.

De su lado, el también concejal ‘popular’ ha señlado que estos son unos criterios que en todo caso no discuten desde el Grupo Popular, a lo que no van a poner pegas, como tampoco al reconocimiento extrajudicial, pero tampoco se van a callar.

Desde el Grupo Popular consideran que todo esto es una “demagogia absoluta que roza la tomadura de pelo”, y culpan especialmente al alcalde, Alberto Rojo, por “hacer pasar por esta travesía del desierto” a proveedores que llevan desde abril sin cobrar una factura.

“Vamos a colaborar para que cobren los proveedores porque no tenemos escondernos de nada”, ha precisado Freijo, convencido de que el nuevo Gobierno municipal “no sabe por donde entra ni por donde salir”, y asegurando que el deporte ha traído a Guadalajara muchos millones de retorno que ahora están esperando llevarse otras ciudades, que ven como “caen” eventos en esta ciudad “para cogerlos”.