La consejera de Educación, y Deportes, , ha realizado este miércoles una visita al monumento, acompañada por el delegado de la Junta en la provincia de Guadalajara, ; el delegado provincial de Educación, Cultura y Deportes, ; el alcalde de Retiendas, y los miembros de su corporación municipal.

Rodríguez ha subrayado la importancia de este yacimiento que se suma a los otros que hay en la provincia de Guadalajara, caso del Monasterio de Monsalud, Cueva y Poblado de los Casares, Castro del Ceremeño, Prao de los Judíos así como los incluidos en el Parque Arqueológico de Recópolis, el propio de la ciudad visigoda de Recópolis y el Castillo, antigua alcazaba de Zorita de los Canes.

Para la consejera, la apertura de Bonaval al público supone una oportunidad para los visitantes, al poder contemplar un monasterio “donde se puede ver el tránsito del románico al gótico”; y también una oportunidad para los pueblos de la zona “ya que es un nuevo foco turístico, algo que sirve para asentar la población y crear riqueza en estas localidades”. La Junta de Comunidades, según ha informado en nota de prensa, ha invertido en esta primera fase un montante de 400.000 euros.

VISITAS

El horario de visitas que se ha estipulado desde este mes de octubre hasta el próximo 29 de marzo (horario de invierno) será los viernes de 14.00 a 18.00 horas; los sábados de 10.00 a 18.00 horas y los domingos de 10.00 a 14.00 horas. Además, los miércoles y jueves se realizarán visitas solo para grupos con cita previa de 10.00 a 14.00 horas.

Igualmente habrá visitas guiadas, de unos 40-50 minutos de duración, los viernes a las 15.30 horas; los sábados a las 11.00, 12.30, 15.30 y 16.30 horas y los domingos a las 10.30 y 12.00 horas.

El monasterio de Bonaval se encuentra ubicado en el término municipal de Retiendas (Guadalajara) y fue fundado por , rey de Castilla, en 1164 en el periodo de transición del románico al gótico. Del conjunto monástico se conservan restos de la iglesia y algunos muros de lo que fueron las dependencias del monasterio como el refectorio, la residencia y el claustro.

La iglesia es un ejemplo de arquitectura cisterciense; toda ella es de sillería de piedra caliza, de planta de cruz latina, con tres naves y un pronunciado crucero. Su cabecera está formada por tres capillas absidiales que se abren al crucero. Las bóvedas son de crucería ojival, a excepción de los brazos del crucero que son de cañón apuntado.