Desde que se decretó el estado de alarma el Consistorio, en coordinación con el Gobierno regional, buscó una solución habitacional para quienes no disponían de techo en el que afrontar el confinamiento. Así, 18 personas transeúntes que habitan en el entorno del hospital fueron realojadas en hoteles, hasta que este jueves puedan ser trasladadas al albergue, ha informado el Ayuntamiento en nota de prensa.

El Ayuntamiento ya ha destinado una línea inicial de 25.000 euros para afrontar los realojamientos y para que Cáritas pueda prestar el servicio de comida y cena en el albergue instalado en el colegio público Badiel, cuyo mantenimiento depende también de las arcas municipales.

Además, el Ayuntamiento destaca que voluntarios de Protección Civil prestarán ayuda asistencial al albergue durante 24 horas y colaborarán con los traslados de personas.