A partir de las 11.45 horas aproximadamente ambas Escuelas realizarán un pasacalle desde la plaza de Santo Domingo de la capital hasta el Salón de Actos del donde, a partir de las 12.30 horas, ofrecerán una Muestra de Dulzaina y percusión.

El programa de la Escuela de Folklore de la Diputación de Guadalajara para esta ocasión constará de piezas como el ‘Pollo’ de Tortuera, Saludo a San Bartolomé (Checa), ‘Pericón de Embid’, Pasacalle de procesión de Algora y Jota del tío .

Por su parte, la Colleta del Verger ofrecerá un programa compuesto por un ‘Pasacarrer de Dissabte de Festes’ popular en Callosa d’En Sarria, el pasodoble Lluis el Moll de , el ballet moro ‘Marco Polo’ de , ‘La Saeta’ de , ‘Aquelarre’ de y ‘D’Obrint’ según la adaptación de Pasqual Salort.

Como se sabe, la Escuela de Folklore de la Diputación de Guadalajara fue creada en 1984 con el fin de detener la vertiginosa pérdida de la tradición cultural de la provincia debida fundamentalmente a factores como la migración, sociales y económicos, ha informado la Diputación de Guadalajara en nota de prensa.

Desde entonces realiza una labor de recuperación tanto en el área musical como en la danza y artesanía. En la actualidad se imparten 17 disciplinas a lo largo del curso escolar que reúnen a más de 700 alumnos, además de otras labores de promoción, investigación y conservación.

En cuanto a la parte musical, su labor se centra en la recuperación de instrumentos, melodías y acompañamiento de bailes que son llevados de nuevo a los pueblos de la provincia, siendo la recuperación de la dulzaina uno de los apartados más destacados ya que se ha consolidado y ahora está presente prácticamente en todos los acontecimientos tradicionales de la provincia.

Por su parte, la Colleta del Verger surgió a raíz de un taller de ‘dolçaina’ promovido por el Ayuntamiento de esta localidad alicantina en el año 2000. Después de recibir la donación de la familia López Cabrera ha pasado a denominarse López Cabrera Espai de Música Jove del Verger y se puso en marcha en 2008 con la finalidad de poner en práctica el repertorio de música tradicional. Actualmente está formada por 12 ‘dolçainers’ y 12 percusionistas, y aunque el grueso de sus actuaciones se enmarcan dentro de las fiestas patronales de la localidad ya ha extendido sus actuaciones a toda la Comunidad Valenciana. Y en diciembre de 2015 puso en marcha un programa de intercambios y viajes culturales con visitas a Escuelas de Música Tradicionales de toda España.