El pueblo de Cantalojas, voluntarios y familiares se han volcado en la búsqueda del cazador de Guadalajara, uniéndose a los dispositivos propios cuando se produce un hecho de estas características, pero Arranz ha señalado a Europa Press que después de tres días intensos de rastreo por esta zona de la , “no pinta muy bien porque es un terreno con mucha roca y bosque, una zona de lo peor de por aquí”.

“De momento no hemos visto nada de nada”, ha dicho tras reconocer que tienen a su favor que la climatología de estos días no es tan adversa como suele ser en la comarca por esta época del año, y aunque ha dicho que por las inmediaciones del lugar en el que se extravió “está todo mirado”, hay cuevas que se están mirando y adentrando más cerca del río.

La búsqueda se centra en la zona en la que estaban de caza y entorno, ya que el cazador pudo llegar a enviar un mensaje de geolocalización de donde se encontraba, tal y como han señalado a Europa Press fuentes del caso, aunque las mismas han señalado que parece ser que poco después se pudo quedar sin batería.

“De momento se está rastreando donde vieron la mancha de la caza, donde le vieron por última vez y donde dio la geolocalización”, ha señalado Arranz, preocupado especialmente porque depende de hacía donde se movieses “es peor zona”, y cree también que no contribuye nada el que el domingo “hiciera una tarde muy mala, con agua, viento y niebla, y de ahí viene todo”, ha afirmado.

Los propios cazadores han llegado a comentar a Arranz que “hubo un momento en el que no se veían entre ellos ni a tres metros”, ha manifestado tras señalar que son los primeros que desde el primer día están participando en las labores de rastreo.

PUESTO DE MANDO

En el Ayuntamiento de Cantalojas se ha situado desde el primer día el puesto de mando y la Guardia Civil ha puesto en marcha numerosos efectivos a los que se suman los de Protección Civil, bomberos, voluntarios familiares y los propios cazadores que participaban en la montería con el desaparecido.

Medios a los que se han sumado también los perros adiestrados para el rescate de la Guardia Civil, drones, retenes del Infoca, y también medios aéreos como un helicóptero, sin que por el momento se haya avistado nada.

Por su parte, , ganadero de Cantalojas, reconoce que el que aún no se le haya podido localizar los tiene “alucinados”, no lo entiende, sobre todo porque cree que el número de efectivos que están participando es muy elevado”.

“Ayer habría más de 300 personas, nos tiene alucinados”, ha dicho reconociendo que cuando alguien se pierde por la zona siempre le llaman a él y “esto es imposible”.

Fue uno de los primeros en acercarse al lugar en el que se extravió, bueno al entorno, y no lo entiende porque “es un tío experto, cazador y conocedor del terreno”, y no comprende por qué abandonó el puesto porque “no se debe abandonar”.

“Desde donde dio la última posición del móvil son 400 metros de distancia, se había salido de su puesto”, ha aseverado Arenas tras insistir como el alcalde que se trata de un terreno “muy malo”, a lo que se añade el inconveniente de que “van camuflados” y eso dificulta la visibilidad en las batidas.