Con el fin de reducir las consecuencias del consumo de drogas y alcohol en zonas de ocio frecuentadas por jóvenes de cara a la erradicación de la accidentalidad en aras de la seguridad vial y en especial con motivo de la celebración de las distintas fiestas patronales en localidades de la provincia, el Subsector de Tráfico de la Guardia Civil de Guadalajara viene estableciendo dispositivos masivos para detectar el consumo de estas sustancias en tramos de carreteras que dan acceso a localidades que se encuentran celebrando sus festividades.

En este sentido, el pasado fin de semana, con motivo de las fiestas de Azuqueca de Henares y durante el pasado fin de semana, durante estos dispositivos de servicio fueron detectados 28 conductores que infringían normas penales o administrativas en relación con el consumo de drogas y alcohol, habiéndose formulado los correspondientes Atestados a la o denuncias administrativas que fueron remitidas a la Jefatura Provincial de Tráfico; procediéndose en todos los casos a la inmovilización de los vehículos.

Según ha informado la Guardia Civil en un comunicado, se han realizado un total de 401 pruebas, con el resultado de 21 alcoholemias positivas y 7 presencias de drogas en el organismo que han sido remitidas al laboratorio de referencia para su confirmación.

Con estos servicios preventivos, se consiguió apartar a estos 28 conductores, que podrían haber originado un peligro para la circulación, previniendo de esta manera accidentes de circulación en las carreteras de nuestra provincia.

Desde la Guardia Civil se recuerda que el consumo de bebidas alcohólicas es incompatible con la conducción ya que afecta seriamente la capacidad para conducir por lo que se puede poner en riesgo nuestra vida y la de otros ciudadanos.