En la 7ª de la , corrida de Albarreal y 1º toro de Luis Algarra, con tres cuartos de entrada, en una tarde en la que el banderillero de la cuadrilla de Miguel Tendero, Gimeno Mora, resultó gravemente herido con una cornada de 40 cm y otra 30, con rotura de la pelvis. Suceso que conmocionó la tarde y donde Sebastián Castella, Miguel Ángel Perera y Miguel Tendero, cortaron una oreja cada uno.

Sebastián Castella

A Sebastián Castella le tocó en suerte el de Luis Algarra. Toro con buena presencia, pero manso y descastado. El francés lo ha intentado sin posibilidad de lucimiento. Lo ha probado por ambos pitones, pero le ha resultado tarea imposible. El toro se le fue a terreno de toriles y allí, tras un pinchazo y estocada, le ha dado partida. Palmas tras aviso.

El cuarto de la tarde ha sido un toro con falta de fijeza, pero con repetición y válido para que Castella le supiese sacar el jugo que el de Albarreal tenía. Ha habido muletazos en los que el toro le tiraba derrotes y le deslucían el muletazo pero, tras una efectiva estocada, le han concedido una oreja.

Miguel Ángel Perera

Miguel Ángel Perera le ha cortado una oreja al primero de su lote. Toro bien presentado, noble y repetidor donde, tandas tras varias tandas, ha conseguido ligarle muletazos de gran estética y plasticidad. Definitivamente se ha ganado al público cuando se ha metido, literalmente, entre los pitones del toro. Su quietud y su sangre fría es alucinante. Tras una estocada algo desigual, oreja y petición para la segunda. Gran actuación del extremeño.

El quinto de la tarde ha sido un toro con mucha falta de casta y con muy poca emoción en sus embestidas. Mucha entrega por parte del torero pero poco pudo hacerle. Lo único a resaltar fue el tercio de banderillas donde sus dos banderilleros se desmonteraron tras buenos pares asomándose al balcón. Estocada casi entera y tibia ovación.

Miguel Tendero

El albaceteño Miguel Tendero le ha cortado una oreja al tercero de la tarde. Toro que por la mala fortuna mandó al banderillero Gimeno Mora a la enfermería ocasionándole una grave cornada con dos trayectorias. Fue un toro falto de presentación y de raza. Duró muy poco pero antes de rajarse y dirigirse hacia las tablas Tendero le pudo pegar dos o tres tandas las cuales, tras un pinchazo y estocada, fueron premiadas con una una oreja.

El que cerró plaza fue un toro sin terminar de emplearse y parándose a medio muletazo, con la cara alta. Embestidas al paso y sin ninguna transmisión. A Miguel se le ha notado mucha predisposición pero pocas posibilidades tenía el toro de Albarreal. Cinco pinchazos y dos descabellos han terminado con la 7ª de feria. Palmas, tras aviso.