Durante la entrevista concedida al Grupo Multimedia de , el director técnico de la “Miel de La Alcarria”, , explicaba que se trata de un producto agroalimentatio que está sometido a estrictos controles, tanto en el origen como en el envasado, así como a diversas analíticas, para poder garantizar al consumidor que se encuentra ante un alimento con calidad certificada.

En este sentido señalaba que una de las funciones que realiza su , Organismo que certica la conformidad de las mieles amparadas por esta Denominación de Origen, es velar para que los titulares de las explotaciones e industrias de envasado cumplan y mantengan las condiciones que sirvieron de base para su certifcación.

Además, protege el prestigio de esta D.O. tanto en el mercado nacional como internacional, y persigue el uso indebido de este producto para evitar posibles casos de fraude, ya que no toda la miel que se produce en esta zona puede considerarse “Miel de La Alcarria”.

A la hora de identificar esta miel, explicaba que los productos cuentan con las correspondientes contraetiquetas numeradas y el logotipo que certifica su Denominación de Origen.

En lo que respecta a la función promotora de los productos certificados, Alberto Sacristán valoraba muy positivamente su paso por la III edición de la Feria Nacional de las Denominaciones de Origen y Otros Productos Agroalimentarios de Calidad, España Original, que del 11 al 13 de mayo se celebra en Ciudad Real. En su opinión, se trata de un escaparate inmejorable para dar a conocer este producto a posibles compradores y establecer contactos profesionales a nivel nacional como internacional.

En este sentido apuntaba que una de las asignaturas pendientes de la “Miel de La Alcarria” es la internacionalización de este producto. Una línea en la que ya está trabajando el Consejo Regulador para conseguir la introducción de esta miel en los mercados exteriores.

Entre sus principales características, Sacristán apuntaba que se trata de una miel exclusivamente floral, con una consistencia que puede ser fluida, viscosa o cristalizada. Suave al paladar, la “Miel de La Alcarria” destaca por su aspecto cremoso, su aroma y por poseer una humedad baja que garantiza su frescura.

La zona de asentamiento de las colmenas abarca diferentes municipios de la comcarca agraria de La Alcarria, la cual se extiende por las provincias de Guadalajara y Cuenca, formando un triángulo imaginario limitado por las vegas de los ríos Henares, al norte, y Tajo, al suro, y por las estribaciones del Sistema Ibérico al este.