Durante la entrevista concedida al Grupo Multimedia de , el presidente de la Fundación del de la Indicación Geográfica Protegida del “Ajo Morado de Las Pedroñeras”, , valoraba muy positivamente su participación en la III edición de la Feria Nacional de las Denominaciones de Origen y Otros Productos Agroalimentarios de Calidad, España Original, celebrada en Ciudad Real del 11 al 13 de mayo.

Según señalaba, uno de los mayores problemas a los que deben enfrentarse en estos momentos es a la competencia desleal de países como China. En este sentido señalaba que “aunque sean más baratos, jamás ofrecerán la misma calidad que los ajos morados de Las Pedroñeras”. José Suárez denunciaba el incumplimiento de las Leyes por parte de algunos países en cuanto a la venta de ajos se refiere. Para luchar contra esta situación, sin duda la mejor arma es la calidad.

En este sentido, hacía referencia a las principales características y peculiaridades que presentan los ajos amparados con esta Indicación Geográfica Protegida, destacando su fuerte olor y su gusto picante y estimulante, debido a sus componentes organosulfurados, principalmente alicina. Sin duda un alimento saludable propio de la denominada “dieta mediterránea” por sus múltiples propiedades beneficiosas para la salud.

En su opinión, uno de los grandes objetivos que persigue el Consejo Regulador de esta I.G.P es incrementar el consumo doméstico del “Ajo Morado de Las Pedroñeras”, ya que en las cocinas de los restaurantes su uso está asegurado.

La zona de cultivo y producción está centralizada principalmente en el municipio conquense de Las Pedroñeras, sin embargo ha hecho extensible a más de 200 municipios de las zonas de Albacete, Cuenca, Ciudad Real y Toledo.

En relación a la incidencia de la crisis económica, José Suárez señalaba un pequeño descenso en la campaña de 2009, siendo hasta la fecha el mercado nacional el principal destino de este producto agroalimentario.

Además, señalaba que es “el cultivo social que más jornales genera” ya que, aunque gran parte del proceso de producción y comercialización se ha mecanizado, requiere de la presencia del factor humano en gran medida. Según apuntaba José Suárez, el volumen de trabajadores inmigrantes se ha reducido en los últimas campañas al producirse una diversificación de la mano de obra.

En relación a la futura Asociación que gestionará la I.G.P del “Ajo Morado de Las Pedroñeras”, explicaba que dejará de ser Fundación principalmente para poder gestionar de una manera más ágil el cambio de Estatutos. Con su puesta en marcha, de las 7 cooperativas y 2 empresas que forman parte en estos momentos de esta Indicación Geográfica Protegida se pasará a 18 empresas, manteniéndose el número de cooperativas, lo que supondrá un importante impulso para este sector.