Además de promocionar productos agroalimentarios, la III edición de la Feria Nacional de las Denominaciones de Origen y Otros Productos Agroalimentarios de Calidad, España Original, ha sido testigo del nacimiento de “Asiccaza”, la Asociación Interprofesional de la Carne de Caza, de caracter nacional.

Según explicaba su presidente, , durante la entrevista concedida al Grupo Multimedia de Comunicación La Cerca, se trata de una Asociación integrada por productores, comercializadores y distribuidores de carne de caza de España que en estos momentos se encuentra en trámites de homologación por parte del y , para convertirse en una .

Una entidad sin ánimo de lucro que nace con el objetivo de defender los intereses comunes de los productores e industriales del sector de la carne de caza silvestre, promocionar y difundir estos productos, defendiendo en todo momento los intereses económicos de sus asociados.

Además, esta Asociación persigue mejorar la calidad de los productos en todos los procesos que intervienen en la cadena agroalimentaria. En este contexto se enmarca la primera Marca de Calidad de Carne de Caza de España, denominada “Calidaz”, puesta en marcha en Castilla-La Mancha el pasado año 2009. Un sello de calidad que garantiza al consumidor el cumplimiento de todos los requisitos higiénico-sanitarios, desde la finca hasta el punto de venta.

En su opinión, el consumidor cada vez demanda una mayor calidad. Gracias a esta nueva marca, se garantiza la trazabilidad del producto y por tanto la calidad de la carne de caza. Una idea que ya se está intentando exportar a otras Comunidades Autónomas, debido al éxito que está teniendo.

Florencio Rodríguez explicaba la importancia de Castilla-La Mancha dentro del sector cinegético, así como la fuente de ingresos que supone para las economías rurales, señalando que de las 20.000 toneladas de carne de caza que se producen en España, más de 5.000 proceden de nuestra región, siendo la primera Comunidad Autónoma en el número de licencias de caza y la tercera en relación a los titulares de cotos, con 5.600 propietarios.

En este sentido apuntaba la necesidad de la interprofesionalización de la carne de caza para aunar esfuerzos por parte de todos los agentes implicados, para ofrecer soluciones y solventar los efectos negativos que la crisis económica está dejando en este sector. De este modo, a través de la interprofesionalización se hace posible la puesta en marcha de un plan coordinado de gestión, producción y consumo de carne de caza, facilitando la regulación del sector para convertirlo en un mercado viable.

Durante la entrevista, Florencio Rodríguez hacía referencia además a las propiedades de la carne de caza destacando su bajo contenido en grasas y en contenido calórico, así como su aroma y sabor a monte.