Durante la entrevista concedida al Grupo Multimedia de Comunicación La Cerca, el gerente de la Fundación del de la Denominación de Origen “Aceites Montes de Toledo”, , se mostraba satisfecho con su participación en la III edición de la Feria Nacional de las Denominaciones de Origen y Otros Productos Agroalimentarios de Calidad, España Original, celebrada en Ciudad Real del 11 al 13 de mayo.

Su presencia en esta Feria ha contribuido favorablemente a la promoción de este producto, así como al establecimiento de encuentros profesionales con los cerca de 2.000 compradores presentes en España Original.

Según explicaba, en el caso de los “Aceites Montes de Toledo”, la internacionalización está conseguida en un alto porcentaje, teniendo en cuenta que el 45% de la producción total se destina a la exportación.

A pesar de que la crisis económica se ha dejado notar sensiblemente en el volumen de ventas de los aceites con esta Denominación de Origen, Enrique García señalaba que la producción se ha situado en el millón de litros en los últimos años.

Además de promocionar sus productos en Ferias como España Original, este Consejo Regulador vela por el cumplimiento y mantenimiento de las condiciones establecidas en el pliego de condiciones de esta Denominación de Origen para garantizar al consumidor que se encuentra ante un aceite con certificación “Montes de Toledo”.

En este sentido, Enrique García señalaba que el propio Consejo Regulador ha impuesto a sus aceites más requisitos de los que establece la normativa para otorgar a estos productos una calidad superior.

Según explicaba, se trata de un aceite de oliva virgen extra que destaca por un intenso sabor equilibrado y frutado, con estabilidad envidiable, ingrediente imprescindible en la denominada “Dieta Mediterránea” por su alto contenido en vitaminas y antioxidantes naturales.

Su obtención se realiza a bajas temperaturas por medios exclusivamente físicos para conservar intactos el sabor y aroma del fruto del que proceden.

Se trata de una Denominación de Origen que ampara a 5.000 agricultores y a un total de 42 empresas. Su zona de producción esá situada en el interior de Castilla-La Mancha, ocupando las comarcas del suroeste de las provincia de Toledo y el noroeste de la de Ciudad Real, con los Montes de Toledo como eje central, una zona de gran valor ecológico dentro de cuyos límites se encuentra el Parque Natural de Cabañeros.