​El Gobierno ha reafirmado su compromiso con la transición hacia un modelo de desarrollo bajo en carbono, que representa una “enorme oportunidad de progreso para España”, ha subrayado el presidente del Gobierno, , en la clausura del evento de alto nivel organizado por el Ministerio para la Transición Ecológica ayer y hoy en el Paraninfo de la .

La transición hacia un modelo de desarrollo bajo en carbono es prioritaria para el Ejecutivo, que ve en este proceso, ya en marcha a nivel global, una oportunidad para la generación de empleo, la competitividad, la innovación y la mejora de la calidad de vida de las personas y del medio ambiente. Así lo han subrayado tanto el presidente del Gobierno, como los ministros intervinientes durante los dos días de debate, la titular para la Transición Ecológica, Teresa Ribera; la de Economía y Empresa, Nadia Calviño; y el de Ciencia, Innovación y Universidades, Pedro Duque.

En los eventos de alto nivel sobre Transición Ecológica han participado también la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, la Alta Comisionada para la Agenda 2030, , así como las voces más representativas a nivel en materia de cambio climático, desarrollo sostenible y economía global.

Entre otros, se ha podido escuchar a , secretaria ejecutiva de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático (UNFCCC); , presidente del Centro para el Cambio Climático Economía y Política de la London School of Economics (LSE); el economista , director ejecutivo de la Red de Soluciones para el Desarrollo Sostenible; , directora de la (ECF); , director de cambio climático de WWF Internacional y , ex primera ministra de Nueva Zelanda y ex administradora del Programa de Desarrollo de Naciones Unidas (PNUD).

Una oportunidad para España

En el cierre del acto, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha defendido el firme compromiso de España y de su Gobierno con la lucha contra el cambio climático, el uso racional y solidario de los recursos, la apuesta por una economía descarbonizada y una transición ecológica urgente.

El presidente ha anunciado que el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima 2021-2030, que el Gobierno remitirá en breve a , movilizará 235.000 millones de euros a lo largo de la próxima década. “Se trata de medidas concretas, reales, contables y efectivas”, ha manifestado Sánchez, quien ha destacado que España trabaja en una agenda integral, con objetivos claros en toda la acción de Gobierno, bajo la premisa central de que la transición ecológica “sea socialmente justa” y que “no deje desprotegido a nadie”.

Por su parte, la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, ha señalado en su intervención que el avance hacia un modelo de desarrollo más justo, estable y respetuoso con los límites del planeta no es una opción ni un lujo, sino una necesidad. “Es un proceso imperativo, imparable y en marcha a nivel global”, ha afirmado.

“Estamos ante un cambio de paradigma que abre grandes oportunidades para la innovación, la competitividad, la generación de empleo o el bienestar social”, ha señalado Ribera, quien ha añadido que “ya no será posible asegurar un progreso próspero y estable sin tener en cuenta los impactos del cambio climático y de la pérdida de biodiversidad”.

La ministra de Economía y Empresa, Nadia Calviño, ha resaltado que el Gobierno “trabaja desde el primer día en la agenda del cambio para sentar las bases de un crecimiento económico sostenible, también desde el punto de vista ambiental”. Calviño ha subrayado la necesidad de convertir los retos del cambio climático en oportunidades, y de consolidar un crecimiento económico sostenible desde la agenda del cambio, que tiene en la transición ecológica uno de sus pilares más importantes.

El ministro de Ciencia, Innovación y Universidades, Pedro Duque, ha afirmado que la ciencia “ha avanzado mucho en precisión y en certeza midiendo el cambio climático actual y determinando cuáles son sus causas más importantes”, para concluir que cuanto mayor es la precisión de los datos “más acuciante se revela la necesidad de actuar rápido y de forma decisiva”. Duque también ha destacado que España “contribuye con la generación de conocimiento científico y la innovación a encontrar soluciones” al cambio climático.

El momento de la acción

En la sesión dedicada a la ambición climática, Patricia Espinosa, secretaria ejecutiva de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático (UNFCCC), ha valorado “el liderazgo de España en este momento particularmente relevante” en el que Naciones Unidas ha hecho una llamada a aumentar la ambición climática. “Los problemas globales solo pueden ser abordados con trabajo conjunto y cooperación de todos los países”, ha añadido.

Nicholas Stern, presidente del Centro para el Cambio Climático, Economía y Política de la London School of Economics (LSE), ha incidido en algunas de las claves para avanzar con éxito hacia una economía baja en carbono: más investigación e innovación, más transparencia en las empresas y en las inversiones, y políticas públicas claras y consistentes, entre otras. Además, “cada vez hay más agentes que dejan claro que ser responsable da beneficios”, ha aseverado el economista, quien ha agregado que la previsión es que la transición ecológica cree 60 millones en los próximos años.

Acompañamiento justo y solidario

En la sesión dedicada a transición justa, la ex primera ministra de Nueva Zelanda y ex administradora del Programa de Desarrollo de Naciones Unidas (PNUD), Helen Clark, ha remarcado que “el principal objetivo de la agenda de desarrollo sostenible es que nadie se quede atrás, especialmente las personas más vulnerables”, entre las que se ha referido especialmente a mujeres, ancianos y niños, quienes más sufren los desastres naturales y menos acceso tienen a los recursos y tecnologías. “Las soluciones están ahí, lo que necesitamos es liderazgo”.

El director internacional de cambio climático de WWF y ex ministro de Medio Ambiente de Perú, Manuel Pulgar, ha definido la transición justa como “la puesta en marcha de las medidas adecuadas para gestionar las posibles consecuencias del cambio de modelo de desarrollo, multiplicando las positivas”.

Crecimiento estable y sostenible

En la primera sesión, “El cambio climático en el marco de la Agenda 2030”, Cristina Gallach, Alta Comisionada para la Agenda 2030, resaltó que esta agenda de desarrollo sostenible “está en el centro de la acción del Gobierno”, que “en estos siete meses ha adoptado más de 110 medidas, aprobadas en , que impactan directamente en las metas de los Objetivos de Desarrollo Sostenible”.

Gallach ha subrayado que el Gobierno trabaja “a velocidad de crucero para cumplir” con esta agenda de desarrollo sostenible y progreso justo para que impregne todas las áreas del Ejecutivo. Para ello, ha incidido en que es vital tejer alianzas, movilizar a todos los actores de la sociedad y crear conciencia.

Una de las principales artífices del Acuerdo de y actual directora de la Fundación Europea del Clima (European Climate Foundation, ECF), Laurence Tubiana, ha dicho que el modelo de crecimiento “ya nunca será como antes” por lo que la clave será “trabajar juntos en el futuro que queremos, y fijar la justicia social en el cambio de modelo de desarrollo”.

Una idea en la que abundó el economista Jeffrey D. Sachs, director ejecutivo de la Red de Soluciones para el Desarrollo Sostenible, quien ha subrayado que “aunque el cambio y la movilización para lograr un modelo de desarrollo más justo y sostenible cueste, y hacen falta sociedades y empresas que actúen de manera más justa, acabaremos haciendo lo evidente, lo correcto, que es la transformación hacia un crecimiento diferente”.