​Estas instalaciones, propiedad del y ubicadas en la localidad madrileña de , gestionan este centro de seguridad Galileo desde la desvinculación del Reino Unido del proyecto a raíz del ‘Brexit’.

consideró que la propuesta española fue la mejor de las ocho presentadas para asumir esta responsabilidad. Tras meses de trabajo, se están ultimando las obras para que el centro funcione a pleno rendimiento.

La ministra, que ha estado acompañada por el director general del Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial, teniente general , y el director del GSMC, Philippe Rosius, ha podido conocer de primera mano las instalaciones, cómo se trabaja en el centro y las tareas que aquí se realizan, además de facilitarle los detalles del programa Galileo.

Robles ha recorrido el edificio que en la actualidad acoge el proyecto, que será sustituido en breve por una nueva nave de mayor superficie.

También ha podido conocer cómo es y para que se utiliza la ‘Jaula de Faraday’, un espacio completamente aislado de 300 m2 y que no permite la entrada de los campos electromagnéticos. En las nuevas instalaciones, esta jaula elevará su dimensión hasta los 1.000 m2.

Desde este Instituto, se monitoriza la seguridad del sistema Galileo, se asegura y se protege el acceso a la información sensible del servicio público regulado, se llevan a la práctica las instrucciones de acción conjunta ante amenazas a y se proporciona conocimiento sobre seguridad de Galileo, entre otras.

El sistema Galileo

El sistema de posicionamiento global Galileo nació con el fin de convertirse en la alternativa al GPS americano y está operativo desde diciembre de 2016. Sus funcionalidades le permiten adaptarse tanto al ámbito militar como al civil.

Es un proyecto europeo promovido por la (ESA) y lo explota la por Satélite. Su despliegue en Europa es muy amplio. Cuenta con un cabecera GNSS en Praga; dos centros de control en Alemania e Italia; dos centros de servicio en Bélgica y España (Torrejón de Ardoz); y dos centros de monitorización en Francia y en España (La Marañosa).

Tras la aprobación del ‘Brexit’, España aumentó su participación en Galileo tras asumir las responsabilidades de Reino Unido en el proyecto.

La inversión española en el proyecto Galileo en la Marañosa entre 2018 y 2019 sumará 12 millones de euros, con un retorno de entre 40 y 100 millones por año. Está previsto que España tenga permanencia en el proyecto hasta 2050.

Junto al Ministerio de Defensa, participan en el proyecto más de una decena de empresas españolas como , EADS, , , GMV. , Mier, Sener, Rymsa e Iberespacio.