El Portavoz del y vicepresidente primero del Grupo en , y candidato a las elecciones europeas, , ha asegurado hoy que “ las principales amenazas para la economía valenciana son el Brexit, la guerra comercial entre EEUU y China, el futuro de los cítricos y el futuro de la planta de ”.

En declaraciones a los medios antes de reunirse con la (CEV), González Pons ha dicho respecto al Brexit que si se confirman las encuestas del voto de Reino Unido en las elecciones europeas, celebrado ayer, “la extrema derecha, el partido pro Brexit de , habrá barrido, y tendrá más del doble de diputados que el segundo partido más votado”.

“ Eso significa que el Brexit será, y que tiene muchas posibilidades de ser un Brexit duro”, ha alertado González Pons, que ha añadido que la dimisión de la primera ministra , anunciada hoy, puede dar paso “seguramente a un próximo primer ministro más partidario del Brexit”

Por tanto, “entramos en un momento de incertidumbre política con Reino Unido, y la economía española y valenciana están fuertemente vinculadas a la del Reino Unido”, una situación que en su opinión debe afrontarse “con prudencia, responsabilidad, y no imitando el caos británico, que puede contagiarse a Europa”.

Sobre la guerra comercial entre EEUU y China, ha advertido “que puede provocar una recesión en Europa, por lo que debemos estar preparados para las consecuencias que puede traer sobre nuestra economía”.

Otro asunto clave para los próximos años, ha señalado González Pons, es el futuro de los cítricos valencianos. Al respecto se ha pronunciado a favor de plantear una demanda contra el puerto de por la competencia que ejerce: “nuestro rival no es África del sur ni siquiera Egipto, es el puerto de Rotterdam, por donde entra el cien por cien de la naranja que se importa y donde el análisis fitosanitario de estas importaciones está privatizado”.

Asimismo, González Pons se ha mostrado “preocupado por el futuro de la planta de Ford” en la Comunidad Valenciana y ha asegurado que “la transición a una economía verde hay que hacerla teniendo mucho cuidado con los puestos de trabajo de la industria del automóvil”.

“Los rumores sobre un posible impuesto al diésel y el incremento del precio del diésel han hecho mucho daño a la industria del automóvil y los próximos años van a ser decisivos”, ha añadido González Pons, que ha asegurado que tanto la Generalitat como los eurodiputados valencianos que trabajan en deben “defender los intereses de la planta de Ford”.