Ante esta situación, la ministra ha reiterado el apoyo del MAPAMA al sector remolachero español y a su industria transformadora ante la finalización del régimen de cuotas de producción, “abogando por el mantenimiento de la competitividad ante el nuevo marco comunitario”.

y el presidente de la Junta de y , , han inaugurado hoy la Planta de Especialidades Líquidas de Azucarera, en Toro (Zamora), en un acto al que han asistido también el director ejecutivo del Grupo (‘Associated British Food’), el consejero delegado de Azucarera, la delegada del Gobierno en Castilla y León y el secretario general de Agricultura y Alimentación del MAPAMA.

En su intervención, García Tejerina ha destacado que esta nueva planta aporta al sector azucarero elementos de innovación, “imprescindible para poder estar presentes en un mundo globalizado y con la competitividad necesaria para la conquista de los mercados”. En este sentido, la Ministra ha señalado que esta nueva planta hace uso de la innovación para atender mejor a las nuevas demandas de los consumidores, cada vez más preocupados por su salud, nutrición y bienestar.

Asimismo, García Tejerina ha comentado que, en los últimos años, Azucarera de Toro se ha consolidado como una de las empresas más importantes de la ciudad, no solo por los puestos de trabajo que genera sino porque es uno de los centros principales de recepción de remolacha del país, que responde a un modelo productivo de economía circular capaz de valorizar y explotar el 100% de la remolacha azucarera.

Se trata de un sector que participa de “los buenos resultados del potente sector agroalimentario español”, que supone para nuestro país más del 10% de su PIB, es soporte de más de 2,5 millones de empleos y exporta más de 49.000 millones de euros al año en productos. “Ello ha hecho de este sector un motor del despegue económico de España”, ha recalcado.

Escenario sin cuotas

Por otra parte, García Tejerina ha comentado que la desaparición del sistema comunitario de cuotas de producción de azúcar, a partir de octubre de este año, supondrá un punto de inflexión en la distribución de la producción azucarera en .

Precisamente, Azucarera se anticipa a ese futuro escenario, con inversiones como la realizada en esta planta de casi 3 millones de euros. Con esta inversión, ha añadido la Ministra, “Azucarera refuerza su dimensión empresarial”, en un contexto sin limitación de la producción, sin un precio mínimo garantizado a la remolacha azucarera y con una mayor competencia internacional.

Para afrontar los nuevos retos, García Tejerina ha apuntado que el sector cuenta con las ayudas acopladas al cultivo de la remolacha, la contribución de la , y medidas como la racionalización de la fertilización nitrogenada mineral en el cultivo de remolacha azucarera y el incremento de la eficiencia energética en su transporte.