afirma que la suspensión de los presos golpistas como diputados “es una victoria evidente del PP” al conseguir “torcer el brazo de la militante del PSC que hoy tenemos como presidenta del Congreso”, cuya intención “no era otra que aplazar esa decisión para intentar que se tomase más allá de las elecciones del domingo”.

Recuerda que el PP amenazó ayer con utilizar toda su fuerza parlamentaria y jurídica contra una decisión que pretendía tomar, “claramente prevaricadora”, aplazando esa suspensión. “El corazón de Batet y el ánimo del PSOE están claramente en favorecer a los independentistas”, advierte. Señala que con esta decisión se demuestra que el es “el verdadero contrapeso” a Sánchez, y que va a ejercer una oposición con seriedad, firmeza, rigor y alejado de estridencias “que consiga resultados”.

“La decisión de hoy supone una victoria de la razón, de los argumentos jurídicos, de la ley y de todos aquellos españoles que se avergüenzan del bochornoso espectáculo que vivimos el pasado martes y ayer en la Mesa del ”.

asegura que los españoles que votaron al Partido Popular en las Elecciones Generales pueden estar satisfechos porque sus demandas y las de los letrados de la Cámara han hecho que los presos sean suspendidos en su condición de diputados. “Esto es un aviso al PSOE y a sus socios de que, mientras esté el PP en las instituciones, todo el peso de la ley va a caer sobre aquellas decisiones que nosotros creamos que no van en línea con la legislación vigente o que vulneran los derechos de todos los españoles”, subraya.

Advierte de que Sánchez puede empezar la legislatura gravemente dañado si es presidente como consecuencia de esta “carambola jurídica”