La portavoz de Función Pública del Grupo Parlamentario en el , , ha explicado que ante el “riesgo real de que fragmentara nuestro país, el PP ha evitado que el kamikaze de La Moncloa venda España”. Así lo ha indicado hoy en una moción consecuencia de interpelación, que ha sido aprobada por una amplia mayoría en el Pleno del Senado.

La iniciativa de los populares, que ha contado con el voto en contra del PSOE, reclama al Ejecutivo a no que no acepte la batería de transferencias de competencias propuesta por el Gobierno vasco y que responde a una lectura exclusivamente nacionalista del Estatuto de Gernika.

Asimismo, cuando se trate de competencias concurrentes en materias sobre las que tiene competencia el Estado, piden al Ejecutivo que defienda su obligación de ejercerlas, de acuerdo con las diferentes resoluciones del en esta materia.

Para la senadora popular, es necesario trabajar en la dirección contraria que el y “la cesión de nuevas competencias a las comunidades autónomas no parece el camino”.

Así, la iniciativa recuerda como el Ejecutivo de Sánchez ha trasladado al lehendakari, Iñigo Urkullu, un documento con un calendario de negociación para el traspaso de 33 competencias al País Vasco. El ha calculado que dichas cesiones se harán efectivas en un plazo máximo de un año y ha aceptado abordar la transferencia de las prisiones, considerada por los nacionalistas como una de sus más importantes prioridades.

“Un presidente -ha dicho Del Brío- del Gobierno no puede hacer concesiones que rompan la igualdad de oportunidades entre españoles”.