Ábalos ha informado de que “estamos movilizando los casi 1.250 millones de euros que contempla el presupuesto” y que, a pesar del poco tiempo transcurrido, “ya se empiezan a ver datos positivos. Hemos logrado que las licitaciones crezcan un 125% pasando de 167 a 376 millones de euros; y las adjudicaciones son un 66% superiores, pasando de 167 a 277 millones de euros”.

El ministro ha reconocido, no obstante, que aún queda “mucho por hacer”, puesto que ya en el mes de junio se detectaron “indicadores que reflejaban una desaceleración en el ritmo inversor”, habiendo descendido en 2017 un 5,7% las licitaciones y un 37% las adjudicaciones de inversión respecto a 2016.

Para paliar este desajuste, el responsable del Departamento ha afirmado que el diálogo y el consenso entre la y la Generalitat de Cataluña “será una seña de identidad de nuestra política”. Como muestra de ello, ha recordado los encuentros más recientes que han tenido lugar entre ambas administraciones:

  • Reunión de la Comisión Técnica el pasado 13 de septiembre que fue preparatoria del Órgano Mixto Generalitat-Renfe que se reunirá en unas semanas.
  • Comisión Mixta de Asuntos Económicos y Fiscales Estado-Generalitat el 25 de septiembre, que llevaba sin reunirse 7 años y de la que quedó patente el reconocimiento de 1.400 millones de euros, de los que 759 millones de euros para inversiones en infraestructuras en Cataluña “reconocidos por el Estado como pendientes después de 10 años” y que serán recogidos en los sucesivos Presupuestos Generales del Estado, comenzando con 200 millones de euros para 2019.

  • Reunión entre el ministro y el secretario de Estado de Infraestructuras, y Vivienda con el Conseller de Territorio y Sostenibilidad, Damià Calvet, el 26 de septiembre, en la que “reconocimos que hay una falta de inversión del Estado en Cataluña en infraestructuras y servicios, así como vivienda” ha afirmado Ábalos. “El Gobierno -añadió- ha reconocido que Cataluña debe tener un trato justo y acorde a sus potencialidades y que esto no se había cumplido en los últimos años”.

  • Reunión bilateral el 2 de octubre, para la coordinación y seguimiento del Convenio suscrito para la ejecución del Plan Estatal de Vivienda 2018-2021.

El ministro recordó que el próximo lunes 15 de octubre está prevista la reunión de la y Equipamientos de la Bilateral Estado-Generalitat de Cataluña, que no se reúne desde abril de 2007 y donde Fomento “espera que se aborde la colaboración entre Administraciones con un diálogo franco en inversiones para Cataluña y materializar el acuerdo alcanzado en la reunión de la Comisión Mixta de Asuntos Económicos y Fiscales del pasado 25 de septiembre”.

Ábalos ha señalado que en todas estas reuniones “hemos podido apreciar por parte de la Generalitat una clara voluntad de diálogo y acuerdo dentro del marco legal vigente”.

Inversiones en Cataluña

El ministro ha hecho un repaso de las principales actuaciones del puestas en marcha en Cataluña, entre las que destacó, en materia de ferrocarriles, el impulso a las obras pendientes del Corredor Mediterráneo, las inversiones previstas para la mejora de Rodalies, que valoró en un importe cercano a los 3.900 M€. Al respecto, mencionó que está prevista la dotación de 145 trenes con ERTMS, integrada en el Plan de Adquisición de Material de Renfe, que alcanzará un importe de 3.000 M€, de los que buena parte serán para los trenes en Cataluña.

En este punto, Ábalos también quiso poner en valor a los coordinadores “que hemos nombrado tanto para Rodalies como para el Corredor Mediterráneo, que creo que son un acierto”.

En materia de carreteras, el responsable del Departamento resaltó que, “desde el 2 de septiembre de 2018, conseguimos que entraran en vigor las bonificaciones que estaban en tramitación en las autopistas AP-7 y AP-2, que tienen un coste anual de unos 14 M€, financiados íntegramente por el Estado”.

Dentro del ámbito portuario, el ministro expresó “su apuesta por la inversión en las Autoridades Portuarias de y , con 110 y 34 millones de euros previstos para este ejercicio, respectivamente”.

En lo que respecta a , el ministro destacó el “proceso de desarrollo y modernización de todos los aeropuertos de interés general, entre ellos los de Girona-, , y Barcelona-El Prat, con el fin de dotarles de unas infraestructuras eficientes y de calidad que han contribuido a un crecimiento de tráfico de pasajeros muy significativo en los últimos años, convirtiendo a esta Comunidad en un destino turístico de primer orden mundial”.

En el caso concreto del de Barcelona-El Prat, este compromiso ha permitido que el tráfico de pasajeros se haya duplicado en los últimos 12 años, registrando 64 meses consecutivos de crecimiento de pasajeros.