El Recinto Ferial limitará sus ruidos durante dos días en esta Feria y Fiestas de San Julián para comodidad de los menores con autismo y con Trastorno Específico del Lenguaje (TEL), concretamente el sábado 24 de agosto de 18,00 a 20,00 horas y el miércoles día 28 de 19,00 a 21,00 horas. En estos tramos horarios quienes se acerquen por el espacio festivo constatarán que el volumen es mucho más bajo de lo habitual, una de las novedades en este 2019 con el objeto de hacer unas fiestas más inclusivas y participativas.

La concejala de Servicios Sociales, Igualdad y Cooperación, Esther Barrios Cañas, ha explicado que se trata de una decisión tomada entre el Área de Intervención Social y la Concejalía de Festejos consensuada con las asociaciones APACU () y ATELCU (), así como con los feriantes, que en una reunión previa mostraron su disposición a llevar a cabo esta iniciativa.

“Hemos decidido que una de las fechas coincida con el fin de semana para que puedan acercarse más personas de la provincia”, ha explicado Barrios, quien ha añadido que “la idea ha sido muy bien acogida por las asociaciones afectadas”.

A su juicio “es una iniciativa muy positiva para que este colectivo, especialmente los más pequeños, se sientan totalmente integrados en unas fiestas tan familiares como son las de San Julián”.