El acto ha tenido lugar en el stand de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha coincidiendo con la celebración del Día de Cuenca en Fitur y gracias a la colaboración de la Diputación Provincial.

El binomio turismo-Iglesia resulta esencial para ambas partes: por un lado, la Iglesia conserva nada menos que el 80% del patrimonio histórico en España, por lo que el turismo se basa en gran medida en estos activos como parte indispensable de promoción de una región.

Por otro lado, el turismo es para la Iglesia una herramienta de divulgación de su labor y de protección de su patrimonio histórico.

En este portal turístico se propone una nueva forma de viajar basada en el ‘slow travel’, en la que las personas puedan desconectar y experimentar nuevas sensaciones.

Las personas que durante estos días visiten la Feria Internacional de Turismo y se acerquen al stand de Cuenca podrán conocer ‘Tesoros de Cuenca’, realizar el test del viajero para conocer qué tipo de viajeros son y participar en el sorteo de una noche para dos personas en la Hospedería del Seminario de Cuenca más dos entradas para hacer una visita nocturna a la Catedral.