Desde las 18.30 horas, ambas organizaciones humanitaria invitarán a las familias conquenses a participar en la actividad ‘El color de mi piel’, basada en el proyecto Humana de y que pretende que, pintando su rostro, las niñas y niños entiendan que la realidad está conformada por diferentes tonos de piel, según ha informado Cruz Roja en nota de prensa. Tras esta actividad, dará comienzo a las 19.45 horas una cadena humana bajo el nombre ‘Uniendo Fronteras’.

Junto con estas actividades, se ofrecerá dulce y té solidario y se podrá disfrutar de una exposición de infografías donde se muestran las circunstancias que llevan a este colectivo a abandonar su país de origen y los obstáculos que han de enfrentar al dejarlo y al iniciar una nueva vida en los países de acogida.

Accem y Cruz Roja participan en la gestión del programa de acogida a personas solicitantes de protección internacional en España, financiado por el .

Desde Cruz Roja se ha atendido en Cuenca un total de 72 personas procedentes de 14 países como Venezuela, Colombia, Nicaragua, El , Jamaica, Pakistán, Rusia, Ucrania, , Argelia, , Siria, Yemen y Senegal. En la actualidad, 15 de esas personas están en fase de acogida y 45 en proceso de adquirir su propia autonomía, mientras que 13 de ellos ya han conseguido un empleo. El programa cuenta con 21 personas voluntarias.

Por otro lado, con el objetivo de concienciar sobre los retos y dificultades que afrontan las personas solicitantes de Protección Internacional en España, Cruz Roja Española cuenta con la campaña de sensibilización Ahora que están aquí, #TeNecesitanCerca, que dispone de una web, un juego interactivo e infografías para explicar cómo funciona el sistema de acogida y cómo se puede colaborar en la integración de las personas refugiadas.

Esta efeméride se conmemora desde en 2001 la designara el 20 de junio como el Día Mundial del Refugiado con motivo del 50 aniversario de la Convención sobre el Estatuto de los Refugiados de 1951. Desde entonces, todos los 20 de junio la para los Refugiados, organizaciones no gubernamentales e instituciones públicas y privadas tienen presente la realidad de los más de 68,5 millones de personas que por distintos motivos se han visto obligadas a abandonar sus hogares y viven desplazadas en el mundo.