El vicepresidente primero del Gobierno regional, , que ha participado este jueves en (Cuenca) en una de estas rutas junto a más de 200 mayores de toda la provincia, ha destacado que este dato supondrá duplicar el número de beneficiarios con respecto a 2016.

En el caso de la provincia de Cuenca, la de Belmonte ha sido la última de las cuatro rutas organizadas este año tras Almodóvar del Pinar, Sotos y Huélamo, contando en total con una participación que ha superado las 700 personas, según ha informado la Junta en nota de prensa.

Martínez Guijarro ha subrayado las “bondades de esta iniciativa que”, que por tercer año consecutivo, promueve el Ejecutivo regional con el objetivo de incentivar el envejecimiento activo de los mayores, contribuyendo así a la mejora de su calidad de vida. Y es que, añadía el vicepresidente, este colectivo reclama cada vez más actividades físicas, sociales y lúdicas.

Además de los beneficios propios para la salud de los mayores, el vicepresidente ha señalado que este tipo de actividades también permiten la dinamización de la economía. No en vano, para la ejecución de este proyecto se ha contratado a más de 60 personas, más de 25 restaurantes, 30 empresas de autobuses y otras 15 de servicios.

PROGRAMA DE TURISMO SOCIAL

El programa de Rutas Senderistas no será el único que ponga en marcha el Ejecutivo autonómico ya que, tal y como ha señalado el vicepresidente primero, el Gobierno de Castilla-La Mancha tiene previsto poner en marcha en 2019 el programa de Turismo Social con 10.000 plazas tanto en destinos de playa como en destinos de la propia Comunidad Autónoma para “que los mayores puedan viajar y conocer con mayor profundidad nuestros espectaculares paisajes y disfrutar de nuestra gastronomía y cultura de una manera saludable”.

El vicepresidente primero ha reiterado el compromiso del Gobierno regional con el colectivo de los mayores, algo que se verá reflejado también en la puesta en marcha a partir del 1 de diciembre de la Tarjeta Dorada de Transporte que ofrecerá descuentos de hasta el 50 por ciento en los trayectos por autobús dentro de Castilla-La Mancha.