La alcaldesa de Ciudad Real, , ha inaugurado esta mañana junto al presidente de -La Macha, y al presidente de la Diputación Provincial, , la 9º edición de , la Feria Nacional del Vino, que se celebra hasta el jueves en el Pabellón Ferial de Ciudad Real.

Pilar Zamora, en su primera FENAVIN, daba la bienvenida a la gran familia de FENAVIN a Ciudad Real, y hacía referencia al beneficio que supone la Feria Nacional del Vino para la capital y provincia, con una ocupación hotelera al 100% y la hostelería viviendo un buen momento, “gracias a una Diputación Provincial, que reúne a nuestras empresas en igualdad de condiciones, ofreciéndoles la misma oportunidad de hacer negocio”.

“Ciudad Real hoy gracias a FENAVIN es la capital del vino”, reconocía la primera edil, valorando cómo ésta es una feria de record, “es la feria de las ferias y para Ciudad Real capital es una oportunidad de oro para poder compartir con ustedes todo lo que Ciudad Real tiene.”

Zamora se ha referido a Ciudad Real como la “ciudad cervantina por excelencia”, una capital que ha indicado, no se entiende sin la figura del Quijote, añadiendo que precisamente FENAVIN es una realidad “gracias a que hubo muchos Quijotes que soñaron con ella”.

El presidente Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, reconocía que sólo los 17 millones de euros de beneficio directo, que se van a quedar en Ciudad Real, “bien merecen la sonrisa y alegría de los asistentes”. García-Page se mostraba contento por que FENAVIN haya cumplido el compromiso de aumentar el número de bodegas participantes en 400 más, respecto a la anterior edición, ha indicado que “esa capacidad de crecimiento, convierten a la Feria Nacional del Vino en la mejor de España, por no decir en la mejor de Europa”.

El presidente regional avanzaba que para el otoño Castilla-La Mancha contará con un Plan Estratégico del Sector Vitívinicola y se pueda pasar de los 1.000 millones de facturación actuales, “al reto, posible de conseguir, de facturar 2.500 millones de euros y subir el PIB de esta tierra 4 puntos”.

Por su parte, el presidente de la Diputación, José Manuel Caballero expresaba su compromiso político y personal con FENAVINN para lo que resta de legislatura, que pasa por mantener la feria y asegurar los recursos necesarios para garantizar su tamaño y su calidad. Del mismo modo, ha expresado su intención de mejorar y reformar sustancialmente la totalidad de las instalaciones del actual pabellón para que estén operativas en la edición de 2019.

“Pero quiero ir más allá, y si las circunstancias administrativas y urbanísticas lo permiten y el Ministro Montoro nos autoriza a utilizar una parte de lo que cada año ahorramos en la Diputación, -en 2015 ahorramos 6 millones de euros y en 2016 hemos ahorrado casi 10-, me comprometo a abordar una ampliación del actual pabellón con el objetivo de que en la edición de 2021, el 80% sino la totalidad de la FENAVIN, se celebre en instalaciones fijas, en pabellones permanentes”, ha anunciado para comentar a continuación que “eso significa que pasaríamos de utilizar como en la actualidad un 80% de espacio expositivo en carpas, a tan sólo un 20% incluso ni un sólo metro, manteniendo una feria de las mismas dimensiones que las actuales”.