“El mercado kirguiso no tiene una demanda estable de vinos de ningún productor o marca en particular pues los consumidores son inexpertos a la hora de elegir vino. Solo hay una marca de vino español en el país pero en los últimos años está aumentando la demanda y esa es una buena razón para que nuevas marcas se sumen a nuestro mercado”, ha indicado Mambetova, que acudirá a un evento que se celebra del 9 al 11 de mayo en Ciudad Real.

Según ha indicado la organización de Fenavin en un comunicado, los conocedores de vino kirguisos solo alcanza al 5 por ciento de una población de casi 6 millones de personas, quienes valoran “la calidad y están dispuestos a pagar por ella”.

Sin embargo, el 95 por ciento restante “se fía de la etiqueta y el diseño y suelen preferir vinos semidulces. De estos últimos suelen ser mujeres con un nivel económico medio por lo que la oferta debe estar ajustada”, apunta Mambetova.

“A pesar de que nuestra empresa se dedica a la distribución de vinos desde hace 20 años, no hemos estado en ninguna edición previa de Fenavin. Pero la feria es una excelente plataforma para desarrollar nuestra oferta y ampliarla con nuevos productos”, ha señalado la importadora.