Según publica el DOCM y recoge , dicho plan tendrá vigencia durante un periodo de 10 años, conforme a lo establecido en la Ley de Parques Nacionales de 2004. Finalizado dicho periodo se procederá a su revisión.

Dicho plan es fruto de la referida Ley de Parques Nacionales que en su Disposición transitoria primera recoge que “en tanto la comunidad autónoma asuma la gestión de los parques nacionales de y de Las Tablas de Daimiel, estos espacios se seguirán rigiendo por la normativa anterior que le sea de aplicación”.

La gestión del Parque Nacional de Las Tablas de Daimiel se hace a través de una Comisión Mixta de Gestión que estará integrada por el mismo número de representantes de la y de la Comunidad Autónoma.

El Parque Nacional de Las Tablas de Daimiel, además, ha sido objeto de otros reconocimientos o declaraciones europeas e internacionales, que también establecen especiales regímenes jurídicos en su territorio y que han sido tenidos en cuenta en este Plan Rector de Uso y Gestión.