La alcaldesa de Ciudad Real, , ha inaugurado junto a , presidente de -La y , presidente de la Diputación Provincial, eI Encuentro de Mujeres Empresarias y Emprendedoras de Castilla-La organizado por la Consejería de Economía, Empresas y Empleo del .

La alcaldesa de Ciudad Real se mostraba en su discurso muy preocupada porque “en el año 2019, la lucha feminista que llevamos desarrollando toda nuestra vida por salir de casa, por poder estudiar, por poder dirigir, por poder ser alcaldesa, por estar al frente de la universidad, esa lucha no puede parar porque nosotras somos el motor”

Pilar Zamora hacía alusión a los datos de emprendimiento femenino destacando cómo se demuestra la fuerza de la mujer. “No volvamos a escondernos ni en las ciudades, ni en los pueblos Vamos a seguir levantando nuestra voz, demostrando nuestra inteligencia, y solo tenemos que mostrarnos tal y como somos: como luchadoras, como mujeres que podemos y queremos estar ahí”

Por eso la primera edil lanzaba un mensaje de fortaleza a las mujeres que asisten a este Encuentro “No bajéis la cabeza. Que nadie os haga bajar la cabeza para estar ahí, para seguir peleando por dirigir… por ser consejera, subdelegada, por dirigir el , por presidir AJE… que nadie os haga bajar la cabeza porque el futuro es nuestro”.

Para ellos reconocía que necesitamos políticas de apoyo “que estamos llevando a cabo desde las instituciones Lo que no necesitamos es que nadie nos calle y nadie nos va a callar porque la lucha es por la igualdad entre el hombre y la mujer, y por eso es por lo que estamos peleando”.

Zamora reconocía que ella en su pasado como empresaria “nunca quise ser empresario: quise ser empresaria. Nunca quise gestionar una empresa como un hombre, sino como una mujer, y quería hacerlo con mis horarios, con mi forma, no quiero ser como un hombre, quiero ser empresaria como una mujer”.

La alcaldesa recordaba cómo en el año 2005 un grupo de mujeres decidimos crear ACIME, la , y en aquella época, “el empuje que tenían las mujeres empresarias estaba bastante frenado. Los maridos, eran los que constaban, aunque los que llevaban las empresas eran las mujeres. Y había familias de empresas de toda la vida, en las que el que heredaba la empresa era el hijo… porque cómo lo iba a heredar una mujer. Por eso ese año empezamos a trabajar con mucha fuerza y muchas ganas de visibilizarnos y que se nos viera”.

Ahora como alcaldesa de Ciudad Real, reconocía que las políticas del Ayuntamiento no podían ser de otra manera que no fuera “para favorecer el emprendimiento femenino, para favorecer a las mujeres empresarias, y en esa línea estamos trabajando desde la Concejalía de Igualdad y desde el IMPEFE”.