En los trabajos de extinción han llegado a participar 15 medios y más de 60 personas, y tras la retirada de los medios aéreos permanecen en el lugar de las llamas seis medios terrestres y una treintena de efectivos.

La zona afectada por las llamas está formada en un 80 por ciento por bosque de encinas, según explica la Consejería de Agricultura.