A las puertas del coso, la alcaldesa de Ciudad Real ha mostrado el compromiso del equipo de Gobierno con todos los barrios de la ciudad. “El Urbanismo cambia la ciudad y también cambia el bienestar de los vecinos. Esto no es una auténtica plaza, sino una entrada a la Plaza de Toros, pero nosotros queremos que este barrio tenga esa plaza”.

“Queremos reformar el entorno de la Plaza de Toros para las familias, para que puedan traer a sus niños a este parque, para las personas mayores y, ante los problemas que tiene este barrio, creemos con una reforma del urbanismo tomará otro cariz este barrio”, ha señalado.

La Plaza de Toros se utiliza no sólo para las corridas sino para eventos culturales, con cine, conciertos o espectáculos deportivos, y para que este espacio tenga la riqueza que debe de tener la primera edil ha reconocido que es importante que en entorno se modifique.

Zamora ha explicado que las obras de asfaltado y acerado son importantes, pero también recuperar los entornos para los peatones, como en el Arco del Torreón, en la Plaza de Cervantes, o con la semipeatonalización de la Avenida de .

“El pasado también hay que arreglarlo. Tenemos una ciudad muy desatendida durante estos años, y estamos poniendo al día la ciudad. Si queremos que venga el turismo, que se instalen empresas y queremos que esta ciudad tenga ese futuro por el que estamos apostando, todas las obras de Urbanismo son muy importantes”, ha indicado la alcaldesa.

De su lado, el concejal de Urbanismo, Alberto Lillo, ha señalado que el proyecto se ha elaborado ante la demanda de los vecinos de reformar la plaza para ellos. Así, se abordará todo el entorno como una plataforma peatonal, se utilizará parte del arbolado existente, se instalarán parques infantiles, habrá un sistema de pérgolas para realizar la separación física con la un circuito saludable en los rincones de las viviendas del barrio, donde habrá aparatos de gimnasia activa.

Además, en el fondo de la plaza, habrá una instalación de hostelería con terraza para que le dé a la plaza el sentido de disfrute para los vecinos y para la ciudad.

El concejal ha avanzado que dentro de unos días comenzarán las obras de arreglo de las bajantes y la pintura de la fachada de la Plaza de Toros. Además en esta zona de la capital se está trabajando en el proyecto de la calle Pedrera Baja, y el lunes comenzarán las obras del itinerario accesible de la calle Carmen. “El barrio va a cambiar mucho en esta legislatura”, ha dicho.

Este proyecto estará a exposición pública, se llevará a la asamblea abierta de la y se subirá a la web www.hacemosciudadreal.es. Tras las aportaciones de los vecinos se realizará el proyecto definitivo para unas obras que serán financiadas por el Ayuntamiento de Ciudad Real.