Doña Sardina ha dicho adiós y, con ella, se ha consumido una edición más del Carnavalcázar, la del 25 aniversario de su declaración como fiesta de Interés Turístico Regional. El público que se ha acercado a firmar el libro de condolencias, en la Plaza de España, donde ha estado expuesta, ha sido agasajado con pastas y mistela.

Antes del entierro, las mesas camilla y sus comensales han invadido la Plaza, despertando el interés de algunos visitantes curiosos.

El cortejo fúnebre ha salido de la alcazareña a las 17.30 horas, presidido por la alcaldesa de la localidad, , y miembros de la corporación municipal. Los dolientes han acompañado a Doña Sardina hasta su trágico fin en la Plaza de Toros, donde ha ardido en llamas junto con los peleles que han colgado este año de los balcones. Sardinas a la brasa para el numeroso público asistente y, con motivo del 25 aniversario, latas de sardinas decoradas para tal fin.

El Carnavalcázar 2016 ha sido uno de los más participativos y concurridos de los últimos tiempos, tras el empeño del equipo de Gobierno, con el concejal de Festejos a la cabeza, , de recuperar el “esplendor” que siempre ha tenido esta fiesta, seña de identidad de Alcázar de San Juan.

Una edición carnavalera a la que se han sumado novedades como la Ciclalgata, un desfile de disfraces sobre ruedas que, en su primera edición, contó con más de un centenar de participantes y en la que más de 3.000 personas desfilaron el día del desfile de comparsas. El próximo reto será trabajar por conseguir la declaración del Carnavalcázar como Fiesta de Interés Turístico Nacional.