Se trata de un montante que, según ha explicado al presidente de la Corporación provincial, , podría ser más abultado porque se dispone de dinero en los bancos, pero el no sólo no ha autorizado una mayor cuantía, sino que impone la obligación de que tiene que ser aplicado en la realización de actuaciones financieramente sostenibles.

Caballero, que ha lamentado que no se puedan destinar los recursos a políticas prioritarias de otra naturaleza y que las inversiones tengan un límite de ejecución corto, puesto que la fecha señalada por el Gobierno central es el 31 de diciembre de 2017, ha destacado, no obstante, que los grupos socialista y popular se hayan puesto de acuerdo para votar afirmativamente a una inversión que permitirá desarrollar un Plan Extraordinario de Obras dotado con 4,4 millones de euros que llegará a todos los pueblos con asignaciones económicas que ascienden a la mitad exacta de la cantidad que les correspondió en el Plan Ordinario, iniciativa que este año cuenta con una partida presupuestaria de 8’8 millones de euros.

“Estamos contentos, peor hubiera sido que nos hubieran obligado a guardarlo —el superávit— en el banco, pero el no nos ha hecho caso, ni a las diputaciones ni a la FEMP, por lo que vuelve a castigar a las administraciones locales, a pesar de que son las que mejor gestionan, las que más han conseguido ahorrar y las que son más eficaces en la gestión de los recursos económicos”, ha dicho Caballero.

El presidente de la Diputación ha explicado que con los 4,4 millones de euros que se aplicarán a través del Plan Extraordinario de Obras favorecerán a todos los pueblos y aldeas que presentan un carácter más rural, ya que tienen una clara intención de invertir en las localidades pequeñas y en aquellos núcleos de población que no llegan a la entidad de municipio. Siempre con el objetivo de que sean dotados de más y mejores servicios en beneficio de sus vecinos, ha informado la Diputación en un comunicado.

Ha justificado, por otra parte, la inversión de 1,2 millones de euros en edificios de la Diputación diciendo que tienen la obligación de invertir en el patrimonio propio. En este sentido, se actuará en el edificio de la calle La Real con el objetivo de ponerlo a disposición de la institución provincial y de la ciudadanía.

Ha calificado a continuación de “imprescindible” la inversión en la travesía de una carretera provincial que pasa por el casco urbano de Manzanares, sobre todo porque en la actualidad la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha está terminando las obras del colegio y es necesario facilitar el acceso a padres y alumnos. Del mismo modo, se llevarán a cabo obras de menor cuantía en el Palacio Provincial y en la Finca Galiana.

PABELLÓN FERIAL

Con respecto a la rehabilitación profunda que se acometerá en el pabellón ferial de Ciudad Real, Caballero ha señalado que la capital de la provincia necesita contar cuanto antes con instalaciones propias del siglo XXI, con el objetivo de dar una cobertura digna a las ferias que se celebran en la actualidad y a otras que no tienen lugar en la capital porque no se cuenta con un recinto bien acondicionado.

Entiende, por tanto, que la inversión de 3,5 millones de euros no es desproporcionada, sobre todo si se atiende a que se trata de un recurso que no sólo se pone a disposición de la capital, sino de toda la provincia, ya que se promocionan sectores como el agroalimentario y, de manera particular, el del vino y la caza, muy representativos en la economía de nuestro territorio.

“Queremos hacer una inversión potente y de una sola vez para que cuanto antes tengamos un nuevo pabellón”, ha dicho Caballero para añadir, a continuación, que espera que en FENAVIN 2021 la práctica totalidad de los expositores estén alojados en instalaciones feriales definitivas. Y también ha expresado su confianza en que el grupo popular apoye las iniciativas que lleve a Pleno el Equipo de Gobierno en relación a dos parcelas aledañas al actual pabellón para que se pueda materializar la ampliación de las instalaciones, largamente pretendida pero nunca jamás abordada.

“Es una inversión muy rentable para la ciudad, sin duda va a cambiar la imagen en un barrio que tiene ciertos aspectos de degradación con instalaciones modernas, del siglo XXI, que van a venir muy bien al conjunto de la provincia y a los sectores económico y social”, ha añadido.

Ha destacado el presidente de la Diputación durante la sesión plenaria en que además de los 9,8 millones de euros en inversiones, de los 4,4 millones de euros del plan extraordinario de obras, de los 8,8 de la convocatoria ordinaria por este concepto, y de los 2,6 repartidos con nominativas, hay que sumar los 10 millones destinados a carreteras, lo que le ha llevado a decir que en estos momentos se invierten 31 millones de euros en la provincia que también contribuyen a la creación de empleo y riqueza.

Todo ello sin contar con los recursos que aporta la Junta de Comunidades, “que son menos”, según Caballero, aunque muchos más que los que vienen del Gobierno central, “que lamentablemente no invierte nada en estos momentos”, por lo que ha aprovechado para pedir “ayuda y colaboración” al grupo popular para que interceda con el objetivo de que parte de los 5.000 millones que aplicará el Estado a carreteras vengan a la provincia de Ciudad Real, en concreto para reforzar la A-43 en la opción del trazado por y