El Parque Forestal de la Atalaya multiplicará mañana oficialmente casi por cinco su dimensión actual con la firma de las escrituras de compra de 472 hectáreas que pertenecían a “El Reino de ”. El Ayuntamiento de Ciudad Real adquiere una superficie que viene a remarcar el carácter de pulmón verde que siempre ha representado este paraje para los vecinos y vecinas de la capital y de los pueblos de su área de influencia.

Se trata de una importante actuación que se enmarca en las políticas de medio ambiente y sostenibilidad que se vienen llevando a cabo con el objetivo de preservar nuestro medio natural y de trabajar por la conservación de la naturaleza para disfrute de la ciudadanía y de las generaciones venideras.

La Diputación de Ciudad ha querido sumarse a este importante proyecto, que sin duda pasará a la posteridad, con una inversión de 200.000 euros que se destinarán a hacer más accesible la Atalaya. Así lo ha explicado esta mañana durante la visita que ha hecho al parque forestal el presidente de la institución provincial, , que no ha dudado en felicitar a , alcaldesa de la capital, por “la inteligencia” que ha demostrado al actuar con celeridad comprando casi 500 hectáreas que pasarán a ser propiedad municipal y podrán ser visitadas para su uso y disfrute.

Caballero ha mostrado su satisfacción porque la Diputación ha concedido una ayuda nominativa para hacer el parque más sostenible, accesible y universal, ya que el objetivo es que pueda ser visitado por todos los colectivos de la manera más confortable posible.

Considera, por tanto, que se trata de una actuación de gran alcance, en consonancia con las políticas de conservación de medio ambiente y sostenibilidad que cada vez son más necesarias, tal y como se pone en evidencia todos los días. De ahí que Caballero afirme que son de “una enorme cortedad de miras” las críticas que ha vertido la oposición en relación a la compra de los terrenos, valorados en 700.000 euros.

La alcaldesa de Ciudad Real, Pilar Zamora, ha recordado, a este respecto, que la compra afecta a 11 parcelas en 4 fincas, mientras que sus antecesores pagaron cinco millones de euros por una superficie infinitamente inferior.

Caballero ha comentado también que con este tipo de gestiones se contribuye a mejorar la vida de la gente de manera eficaz y eficiente. Ha reiterado que por muy poco dinero se multiplica por cinco la superficie del parque forestal y se evita la acción de la actividad privada dotando de condición de público a un lugar muy próximo a la capital de la provincia que ofrece la oportunidad de practicar deporte y de disfrutar de la naturaleza.

A partir de mañana, el Ayuntamiento, una vez concluido el proyecto, procederá a deslindar y a amojonar el Parque Forestal de la Atalaya. Se instalarán hitos con el escudo del consistorio ciudadrealeño para delimitar el perímetro y también se procederá a unir los caminos de senderismo con los de las rutas que se hacen en bicicleta.

Asimismo, se cartografiarán las vías que se abrieron cuando el terreno era propiedad de “El Reino de Don Quijote”, se señalizará por todos los recorridos la parcela que ahora se compra, se instalarán carteles informativos para orientar a los usuarios y se hará el parque accesible, actuación esta última que será financiada por la Diputación de Ciudad Real.